Cerro Dominador, en Chile, premiado como mejor financiamiento de Energías Renovables en América Latina

Share

2018 está siendo un buen año para el proyecto Cerro Dominador, la primera planta solar de América Latina que une las tecnologías concentración solar de torre y fotovoltaica. Cuando operen conjuntamente, generarán 210 MW.

En mayo la empresa chilena Cerro Dominador anunció haber obtenido financiamiento por un importe más de USD 800 MM. El acuerdo fue suscrito por un grupo de instituciones financieras internacionales y el aporte de la banca local. Entre las entidades financieras involucradas en la firma se encuentra Natixis, Deutsche Bank, Societe Generale, ABN AMRO, Santander, Commerzbank, Helaba, Brookfield, KB Insurance, KfW-IPEX, Kyobo y BTG Pactual.
Posteriormente, en agosto, se reactivó la construcción del proyecto del que, en ese momento, estaba operativo solo el 60 %.

A principios de octubre, el proyecto ha recibido una doble distinción como mejor financiamiento a proyecto de Energías Renovables y como mejor financiamiento en Infraestructura de la Región Andes Andes por LatinFinance.

“Estamos doblemente orgullosos por este reconocimiento. Primero porque todos los actores financieros han validado la calidad técnica de este proyecto y también la solidez de nuestra compañía y nuestro sponsor, que ha cumplido todos los compromisos planteados cuando tomó el control de esta iniciativa. Segundo porque es un proyecto innovador, que ha pasado a ser ya icónico y nos hace tomar una posición de vanguardia en energía renovable a nivel mundial” explicó Fernando González, CEO de Cerro Dominador
La inversión es una de las principales inversiones en energía en ejecución en Chile en este momento.
La planta CSP, que tiene almacenamiento térmico de 17,5 horas, permitirá generar energía las 24 horas del día, lo cual hace que este proyecto sea único entre las iniciativas de Energías Renovables existentes en el país. Esta etapa del proyecto será construida por un consorcio formado por las compañías Acciona y Abengoa.
El proyecto, ubicado en la comuna de María Elena, a 60 kilómetros de Calama, evitará la emisión de unas 870.000 toneladas de CO2 por año. Además, la planta evitará la emisión a la atmósfera de aproximadamente 643.000 tCO2 al año, equivalentes a las emisiones de 357.000 vehículos circulando durante un año, una vez que entre en operación.