La fotovoltaica en el mundo: España y Estados Unidos

Share

Una capacidad de 135 MW no debería considerarse un resultado excepcional, pero partiendo de que España tiene una de las legislaciones solares más hostiles del mundo (y sobre el autoconsumo en general) y el triste estado de la confianza de los inversores tras la larga serie de acciones retroactivas sobre incentivos otorgados, no es desdeñable.

Este nuevo resultado, que corresponde a un crecimiento del 145 % en términos de nueva capacidad, fue anunciado por la asociación solar española, UNEF, que ha publicado los datos provisionales para 2017.

En 2016 y 2015, la capacidad fotovoltaica instalada alcanzó solo 55 MW y 49 MW, respectivamente. En general, la industria solar española ha visto un desarrollo muy limitado desde 2012, cuando se implementó una moratoria sobre los incentivos para nuevas instalaciones de energía renovable.

El crecimiento del año pasado, según UNEF, fue posible gracias a una fuerte reducción de los precios de los equipos fotovoltaicos y al compromiso de particulares, pequeñas y medianas empresas y algunas administraciones regionales contra el cambio climático. La demanda fue impulsada principalmente por sistemas fotovoltaicos conectados a la red para el autoconsumo y sistemas autónomos para uso agrícola.

Si se confirman estos datos, la capacidad fotovoltaica acumulada de España sería de más de 4,8 GW.

 

Por otra parte, Estados Unidos ha instalado casi 4 GW de energía solar en el cuarto trimestre de 2017: GTM Research ha publicado su estimación preliminar para 2017, que asciende a 11,8 GW, lo que implica una disminución del 22 % con respecto a los niveles de 2016.

El descenso se debe principalmente al aumento en las instalaciones en 2016 de proyectos programados para conectarse para beneficiarse del Crédito Tributario de Inversiones (ITC) .

Por segmento, los volúmenes de instalación solar residencial y de servicios públicos disminuyeron año tras año, y las instalaciones residenciales cayeron un 13 % durante 2017.

Gran parte de la disminución en el segmento residencial proviene de la “retirada” de Tesla / SolarCity y Vivint. Sin embargo, el segmento no residencial creció año tras año.

Con todo, según GTM Research el país ha alcanzado 54,5 GW de instalaciones solares totales, y a pesar de la esperada disminución del 11 % en las instalaciones en los próximos cuatro años las cifras de la consultora prevén espera que Estados Unidos instale más de 10 GW anuales hasta el 2022 y alcance 115 GW instalados en el 2022.