La planta solar fotovoltaica de Uyuni, en Bolivia, podría inaugurarse en marzo

Share

El presidente de Bolivia, Evo Morales, inspeccionó ayer 9 de enero las instalaciones de la planta fotovoltaica que se está construyendo en la región de Uyuni, en la provincia Antonio Quijarro y anunció en su cuenta de Twitter que su inauguración está prevista para el próximo mes de marzo.

“Esta planta con la subestación está conectada al sistema interconectado nacional, por lo tanto es una forma de seguir mejorando la producción de energía”, expresó el Presidente.

Morales destacó que se trata de la planta solar más grande del país, que demandó una inversión de 62 millones de dólares y está emplazada en 105 hectáreas (que podrían ampliarse a 180) cedidas por la Gobernación de Potosí de modo gratuito. La planta generará 60 MW, que representa la mitad de la actual demanda de energía eléctrica del departamento de Potosí.

“Con esta planta generaremos 50 % de la demanda de energía del departamento de Potosí, pronto estará terminada, felicito a la Gobernación, Alcaldía y a la empresa adjudicada. Nuestro objetivo es que Bolivia sea el Corazón Energético de Sudamérica, exportando energía a los vecinos.”

En la primera conferencia de prensa realizada por el presidente en 2018, Morales ya expresó el objetivo del Gobierno de convertir al país en el corazón energético de toda Sudamérica.

No obstante, entre los factores que dinamizarán la economía según el Gobierno, figuran la demanda interna, el incremento de las inversiones, la venta de gas a países vecinos y el mejoramiento del precio de las materias primas, sobre todo del petróleo.

Morales anunció que en las próximas semanas comenzaría la construcción de la planta de 50 MW en el departamento de Oruro. El Ministro de Energías del país, Rafael Alarcón, ya anunció hace dos días que los planes para la solar en este año se centrarían únicamente en hacer progresar este proyecto.

Este no es el primer anuncio de la conclusión de la planta Uyuni: el pasado mes de noviembre, el Ministro de Energía de Bolivia, Rafael Alarcón, afirmó que las obras de realización del proyecto se finalizarían antes de finales de 2017.