Nuevo récord para la generación solar distribuida en Brasil, que alcanza el medio millón de unidades

Share

 

Brasil acaba de alcanzar el récord de 500 mil unidades de consumo de energía solar fotovoltaica distribuida (GD), la mayoría de ellas instaladas en los hogares (73,6%), según ha informado Rodrigo Sauaia, presidente de la Asociación Brasileña de Energía Solar (Absolar) y ha publicado en su portal web.

Las pequeñas empresas representan ya el 16,6% del total de consumidores, seguidas por el sector rural (7%), y la industria (2,4%). El resto, menos de la mitad, se refiere al consumo de los edificios públicos.

Para atender a las 500.000 unidades, ya se han instalado 400.000 sistemas solares, otro récord, con una inversión total de 23.100 millones de reales (4,3 millones de dólares). «Incluso habiendo alcanzado medio millón de unidades de consumo, sigue siendo un volumen pequeño en comparación con el potencial de Brasil, significa que solo la mitad de los brasileños están haciendo uso de la generación distribuida», explicó.

Pone como ejemplo a Australia, también un país continental, que tiene 2,5 millones de sistemas de GD instalados para una población de 25 millones de habitantes. «Uno de cada cinco habitantes tiene generación solar distribuida», informó. Para alcanzar la misma proporción, Brasil tendría que tener 20 millones de sistemas, calculó.

El año pasado, incluso en medio de la crisis del covid-19, la GD añadió 2 GW de potencia instalada al sistema eléctrico de Brasil. Para este año, la previsión es de otros 3 GW. En el acumulado desde 2012, la GD suma 4,8 GW.

«Hemos retomado la trayectoria de antes de la pandemia. Nuestro mayor reto ahora es el tipo de cambio», señaló Sauaia, descartando los problemas de entrega de equipos importados, que el año pasado llegaron a afectar al crecimiento del sector. «Este año se ha regularizado», dijo.

Efectivamente, según un reciente informe de la consultora brasileña Greener, los precios de los sistemas fotovoltaicos en el segmento de la generación distribuida crecieron un 20% el año pasado, debido a la fuerte devaluación del real y a los altos costes logísticos. En los años anteriores, en cambio, estos precios han ido disminuyendo constantemente.

El coste medio de un proyecto de 4 kW, por ejemplo, pasó de 3,17 BRL/Wp (0,58 dólares) en enero de 2020 a 3,30 BRL/Wp en enero de este año.

Para un sistema de 50 kW, el precio pasó de 2,49 BRL/Wp, a 2,72 BRL, mientras que, para una instalación de 1 MW, la factura pasó de 2,34 BRL/Wp, a 2,55 BRL.

El gobierno brasileño está apoyando la generación distribuida a través del Convenio 16/15 (Convenio ICMS 16/2015), que exime a los propietarios de sistemas solares con una capacidad de generación de hasta 1 MW del pago del impuesto estatal sobre las ventas ICMSen el marco de un régimen de medición neta abierto a proyectos de no más de 5 MW.

El pasado año, la fotovoltaica superó los 7 GW en Brasil, según Absolar, y alcanzó el récord de 2.430 millones de dólares en inversiones en 2020

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.