La planta de Copel en Bandeirantes, Brasil, avanza a pesar de la cuarentena

Share

La parte de hincado de pilotes y apilado de la planta de energía solar fotovoltaica que Copel, la compañía eléctrica de Paraná (Brasil), está implementando en Bandeirantes, ha sido completada, según informa la compañía. Los primeros frentes de trabajo también incluyen la adquisición de equipo de estación solarimétrica, cables, conectores y materiales de puesta a tierra, así como los primeros pasos del despliegue de la red de distribución que conectará el proyecto con la red de Copel.

Habrá un total de seis unidades de generación solar, con una potencia instalada de 5,36 MWp, suficiente para satisfacer el consumo de energía de aproximadamente 10 mil habitantes.

La primera planta solar fotovoltaica de Copel entrará en funcionamiento en 2020 en régimen de minigeneración distribuida, en el que la energía generada se utiliza para compensar el consumo de energía eléctrica, generando un descuento en la factura del consumidor.

El Consejo Administrativo de Defensa Económica (Cade) aprobó en abril la adquisición por parte de Copel del 49% de una empresa que posee activos de generación distribuida de energía solar. «El objetivo de Copel es investigar e implementar negocios de generación que amplíen la matriz energética y sigan los principios de desarrollo sostenible que están en la misión de la empresa», dice Cassio Silva, Director General de Desarrollo de Negocios de Copel.

El segmento continúa creciendo en Brasil, y, según datos de la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel), hoy en día hay activos de generación distribuida solar en funcionamiento en el país que suman unos 2,5 GW de capacidad en comparación con cerca de 1 GW que había en junio del año pasado.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.