Paneles solares para garantizar pastos a 4.000 metros de altura en Perú

Share

En la laguna de Chullpia, situada a 4.000 metros de altura en Puno, Perú, el oxígeno es escaso y las temperaturas descienden por la noche.

Las personas que viven alrededor de la laguna no tienen acceso a la electricidad. Y los efectos del cambio climático ya se están sintiendo en la región, con más tormentas, heladas y sequías impredecibles. Según cuenta el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la agricultura insostenible ha agotado los suelos y reducido el volumen que los agricultores pueden producir.

Con solo 28 años y tras graduarse en Ciencias Agropecuarias en la Universidad Altiplano, Juansergio Castro ha inventado un método para extraer agua de la laguna y usarla para regar los pastizales cercanos: en colaboración con la comunidad, ha logrado construir un gran panel solar flotante formado por 34 paneles que, unidos a una estructura de metal y caucho reciclado, recorren la laguna capturando los rayos del sol a diario.

Aunque ahora está funcionando con éxito, el equipo enfrentó muchas dificultades al principio. “Hemos trabajado muy duro para construir los embalses e instalar las tuberías. Un día trabajábamos y al día siguiente la lluvia lo arruinaba todo y teníamos que volver a empezar”, explica Juansergio.

Los paneles solares le dan energía a un motor que llena once reservorios de agua construidos alrededor de Chullpia. El agua se utiliza para regar los pastos cercanos y para garantizar lo pastos de alpacas, llamas y vicuñas.