Chile cerrará 8 centrales a carbón en 5 años y todas para 2040

Share

Este martes, el Presidente de Chile, Sebastián Piñera, junto a la Ministra de Energía, Susana Jiménez, presentaron el cronograma de la primera etapa de cierre de operaciones de las centrales a carbón de la matriz energética de Chile.

El retiro de las operaciones de las unidades se realizará través de un cronograma que establece el cese de los primeros 1.047 MW de las ocho centrales más antiguas a 2024, que representan en su conjunto un 19% del total de la capacidad instalada de centrales a carbón. En 2040 se habrán cerrado todas.

“El cronograma confirma que las energías renovables son y serán la principal fuente de generación energética de Chile”, ha comunicado ACERA, la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento de Chile, al conocerse la decisión.

La etapa de mediano plazo consiste en el compromiso de definir fechas en nuevas mesas de trabajo conformadas cada cinco años que permitan establecer cronogramas específicos de retiro, dando cuenta de los impactos económicos, sociales y ambientales de esta decisión. “Todo lo anterior, con la ambición común entre empresas y gobierno para el retiro de operaciones del parque total de centrales a carbón antes de 2040”, ha dicho el Ministerio de Energía en una nota de prensa.

Las primeras centrales a cerrar este año serán las unidades 12 y 13 de Tocopilla, las que iniciaron su operación hace 36 y 34 años respectivamente, y que en su conjunto suman una potencia instalada de 171 MW.

En el país existen 28 centrales con 18 años promedio de operación ubicadas en seis comunas (Iquique, Tocopilla, Mejillones, Huasco, Puchuncaví y Coronel), y actualmente el 40% de la matriz de Chile depende del carbón.

El acuerdo establece que las centrales que retiren su operación podrán entrar a un nuevo estado operativo denominado “Estado Operativo de Reserva Estratégica” (ERE), cuyo objetivo es dar garantías de seguridad al Sistema Eléctrico Nacional.

Se estima que al año 2040 el nivel de emisiones del sector eléctrico en lugar de alcanzar las 30 millones de toneladas de CO2 equivalente por año será de 4 millones de toneladas de CO2 equivalente por año.