Brasil celebrará su próxima subasta A-4 que podría incluir la solar el 27 de junio

Share

El Ministerio de Energía y Minas de Brasil (MME) ha publicado el nuevo calendario para las subastas de energía para el período 2020-2021. Según el plan, se realizarán nueve licitaciones: seis para nuevos proyectos de energía a gran escala y tres para plantas existentes.

En cuanto a las seis subastas de “nueva energía”, que deberían incluir las renovables y la fotovoltaica, el MME ha programado dos subastas por año, una subasta A-4, para la cual el suministro de energía comienza cuatro años después de la licitación, y una subasta A-6, con un tiempo de entrega de los proyectos de seis años.

Las tres subastas A-4 se realizarán el 27 de junio de 2019, el 23 de abril de 2020, y el 29 de abril de 2021.

En cuanto a las licitaciones A-6, las fechas son: 26 de septiembre de 2019, 24 de septiembre de 2020, y 30 de septiembre de 2021.

El gobierno brasileño no ha dicho aún qué fuentes de energía podrán participar en las subastas, pero el decreto gubernamental para la primera subasta A-4 debería publicarse en las próximas semanas, según Rodrigo Sauaia, presidente de la asociación solar brasileña, ABSOLAR. En unas declaraciones a pv magazine Sauaia también dijo que la asociación confía en que este año, a diferencia de 2018 cuando se permitió que la energía solar participara solo en la subasta A-4, la tecnología fotovoltaica será admitida en ambas subastas de “nueva energía”.

El año pasado, las autoridades brasileñas dijeron que una de las razones para no incluir la fotovoltaica en la subasta A-6, bajo el aspecto técnico, era el plazo más largo de la licitación y el hecho de que el tiempo de construcción y la rápida innovación de la tecnología solar estaban determinando una rápida reducción de precios.

En la subasta A-4 celebrada en abril, la agencia de energía estatal de Brasil, Empresa de Pesquisa Energética (EPE) y la Cámara de Comercio de Energía Eléctrica (CCEE) asignaron alrededor de 806,6 MW de capacidad fotovoltaica, lo cual representó casi el 80% de la capacidad total asignada. El precio promedio final para la energía solar fue de 118 BRL (en esa época US $ 35.2) / MWh. La subasta estuvo abierta a nuevas plantas hidroeléctricas, eólicas, solares, termoeléctricas y de biomasa a gran escala. Los proyectos seleccionados deberán comenzar a entregar energía el 1 de enero de 2021.

Según un informe reciente de la consultora brasileña Greener, de los 4,920.7 MW de capacidad solar contratada por el gobierno de Brasil a través de cinco subastas de energía realizadas entre 2014 y el año pasado, aproximadamente 2,193 MW están conectados a la red. La licitación más exitosa fue la primera, realizada en 2015, que vio toda la capacidad contratada en operación, en pruebas o en construcción. Una segunda subasta realizada el mismo año resultó exitosa por un 97%.