Ministerios de Bienes Nacionales de Chile vuelve a licitar terrenos para las renovables

Share

El Ministerio de Bienes Nacionales de Chile ha lanzado una licitación pública para concesionar onerosamente un total de 8.891 hectáreas terrenos fiscales para la realización de proyectos fotovoltaicos y de energías renovables a gran escala.

Según informa el ministerio en una nota, se licitará un total de 179 terrenos concentrados principalmente en las regiones del norte, especialmente en las regiones de Antofagasta y Atacama, y en el extremo sur del país.

A través del plan de licitación, el gobierno chileno prevé recaudar hasta $51,2 millones en ventas y $3,4 millones en rentas concesionales y de arrendamientos anuales. “Del total de inmuebles ofertados, 76% son para ventas, 22% para concesiones y 2% para arriendos,” especificó el ministerio.

En cuanto a los terrenos ubicados en el norte de Chile, el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, dijo: “Hablamos de más de 4.300 Hectáreas, ubicadas en el norte del país, ya que ese lugar presenta las mejores condiciones para desarrollar proyectos de desarrollo de energías renovables, por la potencia lumínica del sol y la posibilidad del desarrollo de energía eólica”.

El Ministerio de Bienes Nacionales lanzo una licitación parecida en diciembre de 2017. Anteriormente, en junio del mismo año, el mismo ministerio había anunciado nuevas reglas para el desarrollo de proyectos de energías renovables en terrenos propiedad del Estado. En particular, la regulación ha ampliado el plazo máximo de uso de los terrenos de 30 a 35 años, así como el plazo para la construcción de las plantas, que ha sido prorrogado de 24 o 48 meses a un máximo de 10 años.

En enero de 2018, además, el Ministerio de Bienes Nacionales había anunciado la cesión gratuita de 11.660 hectáreas de propiedad fiscal a la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) para el desarrollo del proyecto Distrito Tecnológico Solar en la región de Atacama.

Entre los años 2014 y 2017, Bienes Nacionales ha entregado una superficie de inmuebles fiscales correspondiente a unas 48.000 hectáreas, lo que equivaldría a una potencia de 7.701 MW para el desarrollo de proyectos de Energías Renovables No Convencionales (ERNC).