La fotovoltaica en el mundo: Estados Unidos

No lo hemos visto venir. Tres semanas después de que Tom Werner, director general de SunPower, les dijera a Bloomberg y Reuters que estaba buscando ubicación para una nueva fábrica en Estados Unidos, la compañía revela que la producción tendrá lugar en la fábrica de su acérrimo enemigo en el caso comercial de la Sección 201.

SunPower acordó adquirir una participación del 100 % en SolarWorld Americas, con sede en Hillsboro, Oregón. SolarWorld Americas es actualmente una subsidiaria de la insolvente SolarWorld AG, administrada por el tribunal de insolvencia de Bonn. Los otros activos fueron otorgados al exdirector general de SolarWorld AG, Frank Asbeck, para formar una nueva compañía alemana, lo que convierte a SolarWorld Americas Inc. y SolarWorld Industries GmbH en empresas diferentes.

Como tal, el acuerdo debe ser aprobado por las autoridades estadounidenses y alemanas, y SunPower espera que el acuerdo se cierre en los próximos meses. El precio de compra no ha sido revelado.

SunPower dice que inyectará capital fresco a la fábrica para fabricar sus módulos solares con tecnología de módulos de serie P, y también seguirá produciendo los productos heredados de SolarWorld.

La ironía de este movimiento es significativa. El lenguaje que el director general de SunPower, Werner, usó para describir a SolarWorld en un comunicado de prensa no podría ser más diferente que el desprecio que la Asociación de Industrias de Energía Solar (SEIA) ejerció sobre la compañía presidida por Tom Starrs. SEIA ha dicho reiteradamente a los reguladores que las fallos de SolarWorld se debieron a errores en la administración y no a su incapacidad para competir con bienes extranjeros subsidiados.

Sin embargo, hoy Tom Werner describió a SunPower como “uno de los fabricantes más respetados de paneles solares de alta calidad durante más de 40 años”.

La medida también puede ayudar a desviar las críticas sobre la falta de fabricación en Estados Unidos por parte de SunPower, dado que toda la producción a escala comercial de la empresa se ubicaba en el sudeste de Asia y México, y cuenta además con una nueva fábrica en construcción en China, que envía grandes volúmenes de productos a los Estados Unidos.

SunPower ahora será el segundo mayor fabricante de energía fotovoltaica en los Estados Unidos, muy cerca de First Solar, cuya enorme fábrica de Ohio produce módulos de capa delgada.

Esto también elimina la amenaza de una mayor acción comercial. SolarWorld solicitó los aranceles antidumping y antisubvenciones de 2012 y 2014 contra las células chinas, y luego sobre células y módulos chinos y taiwaneses, y apoyó la solicitud de Suniva a la Sección 201 para aplicar aranceles mundiales sobre celdas y módulos.

Como Suniva ahora está en proceso de liquidación, ninguna otra empresa estará en condiciones de presentar una nueva demanda comercial.