La fotovoltaica en el mundo: Turquía y África

Share

El mercado solar turco creció mucho más de lo esperado el año pasado, gracias al empujó vivido a finales de año en la instalación de plantas solares fotovoltaicas sin licencia. Según las nuevas estadísticas publicadas por la compañía turca de transmisión de electricidad (TEİAŞ), alrededor de 1.175 MW de nuevas instalaciones fotovoltaicas de 1 MW o menos se conectaron a la red en el país en diciembre.

A través de estas nuevas incorporaciones, la capacidad fotovoltaica instalada el año pasado alcanzó los 2.588 MW, mientras que la capacidad instalada acumulada del país, que a fines de 2016 era de solo 832,5 MW, ha superado los 3.420 MW.

Del total de la potencia instalada, alrededor de 3.402 MW vienen en forma de instalaciones fotovoltaicas sin licencia, mientras que la capacidad restante, 17,9 MW, está representada por capacidad fotovoltaica con licencia. Todas las plantas incluidas en la primera categoría están por debajo de 1 MW o están segmentadas en subunidades de 1 MW.

Al final del primer semestre del año pasado, las nuevas adiciones para 2017 sumaron alrededor de 553,2 MW. Esto significa que alrededor de 2 GW de nuevas instalaciones se conectaron a la red turca en la segunda mitad del año pasado.

Estas cifras han convertido al mercado fotovoltaico turco en líder en 2017, particularmente en Europa, ya que Alemania probablemente registre alrededor de 1,8 GW de nuevos sistemas fotovoltaicos, y el crecimiento de Reino Unido el año pasado no será de más de 1 GW.

La prisa de final del año se debió a que la tarifa regulada que se otorgaba a los proyectos fotovoltaicos sin licencia se redujo en un 25 % a principios de 2018.

Bajo la regulación para proyectos fotovoltaicos sin licencia, los inversores tienen la opción de vender toda la energía generada al mercado spot a una tarifa de $ 0,13 por kWh durante 10 años a través de los proveedores de energía, vender solo el excedente de energía a través de la medición neta, o no conectar sus instalaciones a la red y consumir ellos mismos la energía generada.

En 2018, la tarifa regulada para este tipo de proyectos será de $ 0,10 por kWh.

 

La empresa eléctrica francesa EDF ha anunciado que se asociará con la empresa emergente estadounidense Off Grid Electric (OGE) para proporcionar soluciones solares fuera de la red al mercado africano.

Las dos compañías, que recientemente comenzaron un proyecto para proporcionar energía a alrededor de 10.000 hogares sin acceso a la electricidad en Costa de Marfil, ahora comenzarán una asociación con el Grupo CH de Ghana para ofrecer kits solares en ese país.

Bajo esta nueva iniciativa, una empresa conjunta recientemente creada llamada Zegha será responsable de la instalación y operación de los kits solares en las áreas rurales y urbanas de Ghana sin conexión con la red eléctrica, durante un período de 5 años. El costo mensual del servicio para cada hogar oscilará entre € 20 y € 27. Los contratos tendrán una duración de 24 a 30 meses. El pago se puede hacer mediante el teléfono móvil, y los kits incluyen módulos solares junto con baterías para almacenar energía.

“Estamos encantados de asociarnos con EDF, un líder de la industria cuya presencia en África, combinada con su experiencia, nos permitirá crecer en la huella de Off Grid Electric en todo el continente”, dijo el director general de OGE, Bill Lenihan.

En enero, OGE aseguró $ 7,5 millones en financiación de la deuda de países en vías de desarrollo. En ese momento, la compañía también anunció una asociación con Energy Development Corporation Limited, la compañía nacional de servicios públicos de Ruanda, para proporcionar acceso a la energía a los hogares rurales del país como parte de la Estrategia de Electrificación Rural del Gobierno de Ruanda.

En una entrevista exclusiva con pv magazine de finales de 2016, el director general de Off Grid Electric, Xavier Helgesen, habló sobre el objetivo de la compañía de llevar sistemas de energía solar a tres millones de habitantes de África Occidental, y dio detalles de la nueva asociación que la compañía firmó con EDF para una expansión a Costa de Marfil.