Chile completa conexión de sus principales sistemas eléctricos

Share

El gobierno chileno ha anunciado la puesta en marcha del nuevo Sistema Eléctrico Nacional, que se ha creado con la Interconexión de los Sistemas Interconectados Central (SIC) y del Norte Grande (SING), o sea de dos de los cuatro sistemas eléctricos del país.

Según el gobierno, el nuevo sistema será responsable del abastecimiento de energía a más del 97 % de la población nacional, y tendrá una capacidad instalada de aproximadamente 24.000 MW y una demanda de 11.000 MW.

“Nuestro país ha terminado con la absurda situación de tener un sistema eléctrico en el Norte Grande, y otro distinto entre Taltal y Chiloé. Lo que estamos haciendo hoy es borrar esa frontera que interrumpía abruptamente la transmisión eléctrica, que aumentaba los precios y la ineficiencia”, dijo la Presidenta de la República, Michelle Bachelet durante la inaguración del nuevo sistema.

La obras para la interconexión, comenzadas en agosto 2015, se realizaron gracias a una inversión de 700 millones de dólares. La construcción del proyecto tuvo que sufrir varios retrasos sobre todo a causa de las graves dificultades para llevar la línea de alta tensión que atravesará las regiones de Atacama, Coquimbo y Valparaíso.

El gobierno ha subrayado que el nuevo sistema permitirá contar con un mercado eléctrico más eficiente y, sobre todo, con menores costos. Lo que es seguro es que muchas plantas fotovoltaicas instaladas en el soleado norte del país, que están actualmente teniendo problemas con la venta de energía a causa de la congestion de la red y de bajísimos precios de venta al mercado spot, podría ver aumentar sus márgenes a través de la venta de electricidad a otras regiones del país.

La Interconexión del SING y del SIC, de hecho, era un elemento clave clave para que la energía solar producida en el norte del SIC pueda fluir hacia el centro del país, donde se aglutina la mayor parte de la demanda eléctrica.