La fotovoltaica en el mundo: Etiopía y Países Bajos

Una planta fotovoltaica construída por Powerfield en los Países Bajos.

La italiana Enel ha anunciado que su filia Enel Green Power (EGP) ha sido seleccionada en la licitación para construcción de un parque solar de 100 MW en Metehara, Oromia, en la región central de Etiopía. El proyecto requerirá una inversión de 120 millones de dólares estadounidenses y está previsto que se conecte a la red en 2019. Venderá la electricidad a la eléctrica estatal EPP mediante un contrato PPA firmado por 20 años. La subasta fue lanzada en mayo de 2016, en el marco del programa energético del país GTP 2 y atrajo inicialmente a más de 60 empresas que presentaros sus propuestas.

En junio, el Gobierno de Etiopía anunció un plan energético quinquenal que tiene el objetivo de diversificar su mix energético y aumentar la tasa de electrificación del país. Según el plan energético del Gobierno previsto hasta 2020, Etiopía ha priorizado 300 MW de proyectos solares, 820 MW de energía eólica, 570 MW de geotérmica y 3.879 MW de energía hidráulica. A comienzos de octubre, el Gobierno lanzó una preselección para el desarrollo de otro 250 MW de solar.

La capacidad fotovoltaica instalada en los Países Bajos podría aumentar de los 2 GW instalados actualmente hasta los 20 GW en 2035, según un informe de la Agencia Nacional de Energía publicado por el instituto de investigación neerlandés Energieonderzoek Centrum Nederland (ECN) en colaboración con la Oficina Central de Estadísticas del país (CBS). El estudio se actualiza cada año y describe la transición energética y los desarrollos previsto hasta 2030. Según se detalla, el mercado solar neerlandés podría alcanzar los 6 GW de capacidad instalada operativa en 2020. Para que esto suceda, tendrían que construirse al menos dos tercios de la capacidad solar prevista en el programa SDE+ para plantas solares de gran escala y renovables. Los autores del informe creen que los proyectos solares previstos en el programa SDE+ podrían conseguir una tarifa de 0,10 € (0,12 $) por kWh en 2020, y se espera un descenso de aproximadamente el 30 % entre 2020 y 2035. La mayoría de los proyectos aprobados en el marco del programa SDE+ se han completado recientemente y 600 MW de nueva capacidad podrían conectarse a la red este año. Además, a mediados de octubre el Gobierno neerlandés anunció que, gracias a una nueva legislación, en 2030 no habrá centrales de carbón operativas en el país.