Jujuy, en Argentina, inaugura su cuarto pueblo solar autónomo

Share

La planta fotovoltaica de San Francisco de Santa Catalina se sumó la pasada semana a los pueblos solares que se encuentran ya en funcionamiento en la provincia de Jujuy: Olaroz Chico, La Ciénaga de Santa Catalina y El Angosto.

El gobernador, Gerardo Morales encabezó el acto en el que se activó oficialmente la planta y se dio de baja el antiguo sistema de generación mediante combustible fósil. 

El Gobierno provincial de Jujuy comenzó en febrero de 2017 la reconversión energética de comunidades aisladas, y creó los denominados “pueblos solares”. Los primeros proyectos se llevaron a cabo en Catua, El Toro y Olaroz Chico.

Cuentan con dos líneas de ejecución y financiamiento: por un lado, la construcción de seis centrales a través de un convenio con Ejesa  y Ejsedsa, mientras que otras tres plantas se construirán a través del PERMER, Programa de Energías Renovables para Mercados Rurales.

En septiembre de este año, el gobierno local aprobó la licitación para las tres plantas solares que alimentarán los pueblos de San Juan de Quillaques, El Toro y Catua. Los proyectos se realizarán con fondos del programa Permer.

El Gobernador expresó que “este es un hito más, el cuarto pueblo solar en el marco de un plan para llegar a 9 pueblos solares, nos quedan aún cinco pueblos solares más para el año que viene”. Morales añadió que Jujuy modificó su matriz productiva, “no se queda solo con la producción de azúcar y tabaco, […] y va a producir litio, va a vender litio y vamos bien con el proyecto de fabricación de baterías de litio”.