Sunrun propone plantas de energía solar+almacenamiento virtual en todo Puerto Rico

Share

Grupos ecologistas encontraron que el modelo propuesto por la utility local de Puerto Rico perjudica a la energía solar, y pusieron como ejemplo a Hawái, donde el despliegue de energía solar alcanza el doble de la tasa propuesta para Puerto Rico.  Su contribución se presentó en forma de “testimony” sobre el borrador del plan integrado de recursos (PIR) presentado por la empresa de servicios públicos, PREPA.

En este sentido, la empresa americana de renovables Sunrun ha propuesto un rápido despliegue de plantas virtuales de energía solar más almacenamiento en todo Puerto Rico. Para Sunrun, solo los edificios de propiedad pública de Puerto Rico suman cientos de megavatios de potencial solar adecuado para las VPP (central eléctrica virtual).

“La isla sigue sufriendo apagones con frecuencia”, dijo el Director de Política y Estrategia del Mercado de Almacenamiento de Sunrun, Christopher Rauscher. En respuesta, algunos residentes están instalando sistemas solares y de almacenamiento. “Se podría animar a otros a hacerlo si se les ofreciera una compensación por los servicios de red que podrían proporcionar al unirse a un VPP”, dijo Rauscher, “y la eléctrica local seguiría siendo rentable por el uso del almacenamiento”.

Añadió que esas VPPs “deberían implementarse  antes de invertir en infraestructura o capacidad de transmisión y distribución”, pues, de llevarse a cabo, gran parte de esa inversión sería innecesaria.

Sunrun ha presentado un proyecto detallado que incluye  la logística de cómo se pondrían en marcha los VPPs en toda la isla.

Durante los próximos seis años, el borrador del IRP de la PREPA incluye 1.800 MW de nueva energía solar más 2.222 MW de capacidad nueva y convertida a gas y tres nuevas instalaciones de importación de GNL, afirmó Elizabeth Stanton, fundadora y directora de la Clínica de Economía Aplicada.

 La mitad que en Hawái

Aunque el soleado Puerto Rico tiene una población y una demanda eléctrica máxima “que casi dobla las de Hawái”, la eléctrica de Puerto Rico planea una capacidad de respuesta menor y también menos renovables que las previstas en Hawái para 2021”, es decir, a la mitad de la tasa, según el tamaño de Puerto Rico.  “Si no se logran construir las energías renovables en el corto plazo”, añadió, “será difícil alcanzar las metas de energía renovable de la Ley 17-2019, el objetivo de Puerto Rico en materia de energía renovable”.

Parte del problema, según Stanton, es que “el PIR de la PREPA impone restricciones anuales de expansión de la capacidad de almacenamiento de energía solar y baterías, sin limitar los recursos de combustibles fósiles”.

El Buró de Energía de Puerto Rico rechazó el anterior borrador del PIR de la AEE/Siemens en marzo de 2019, y ordenó a la eléctrica que volviera a presentar un plan que cumpliera con la Ley 17-2019.  El borrador actual del PIR incluye un plan de acción de cinco años hasta 2023, y un modelo de recursos a más largo plazo hasta 2038.

Por William Discroll