Brasil: comisión parlamentaria aprueba la exención del impuesto de importación sobre los equipos de energía solar

Share

La Comisión de Constitución y Justicia y Ciudadanía (CCJ) de la Cámara de Representantes de Brasil ha aprobado este miércoles el proyecto de ley del Senado 8322/14, que exime del impuesto de importación a los equipos y componentes de la generación de energía solar. Según la propuesta, la exención solo se aplicará cuando no exista un producto nacional similar.

El diputado Nicoletti (PSL-RR), recomendó la aprobación del texto original del Proyecto de Ley 8322/14 y el rechazo de otras propuestas como la de la Comisión de Minas y Energía, que ampliaba las exenciones fiscales. La propuesta deberá ahora recibir la aprobación presidencial, a menos que no se pida que sea analizada por el Pleno de la Cámara. El texto había sido anteriormente aprobado por la Comisión de Finanzas e Impuestos.

Hasta ahora, la mayor parte de los equipos fotovoltaicos importados pagaban el 12% del tipo impositivo.

La normativa actual dificulta que se pueda demostrar que existe una producción local similar a la del producto importado (lo que justifica la recaudación del impuesto de importación). El Ministerio de Economía propuso que, para ser considerados similares, los paneles brasileños demuestren que tienen el mismo precio en la fábrica sin incidencia de impuestos y el mismo precio de venta que los importados, además de presentar pruebas de suministro de los equipos en el país en los últimos cinco años.

No obstante, sin que haya ningún cambio en el impuesto de importación, el costo de los paneles fotovoltaicos nacionales es alrededor de un 30% más alto que el de los importados, según estimaciones de la asociación fotovoltaica brasileña Absolar.

“El escenario es bastante complicado para los módulos, ahora les resulta difícil competir y no cuentan con financiación atractiva, como lo era antes de la adopción de TLP por el BNDES”, dijo Nelson Falcão, vicepresidente ejecutivo de ABSOLAR y director de Flex, que fabrica en Brasil los paneles de Canadian Solar.

Actualmente, los módulos fotovoltaicos importados ya tienen exenciones de IPI e ICMS y pueden disfrutar de exenciones de PIS / COFINS, a través del marco del REIDI, un programa especial para proyectos de generación centralizada.

Por otro lado, los fabricantes nacionales pagan impuestos al comprar sus materias primas, pagando II, IPI, PIS / COFINS e ICMS. Estas fábricas forman parte del programa de competitividad industrial PADIS, que requiere inversiones del 5% de sus ingresos brutos en investigación, desarrollo e innovación en Brasil.