Neoenergia, filial de Iberdrola, debuta en la Bolsa de São Paulo con la mayor colocación del sector energético brasileño desde el año 2000

Share

Neoenergia, filial brasileña de la española Iberdrola, ha debutado en la Bolsa de Sao Paulo con subidas de casi el 10%, en la mayor OPV del año en el mercado brasileño. Los títulos de la energética marcaban después de su debut un precio de 16,86 reales brasileños (unos 4,4 dólares), con una subida de casi el 8% frente a los 15,65 reales (4,1 dólares) que se fijó para su estreno, en el rango medio de la horquilla de precios que se había anunciado en el registro de la OPV (entre 14,42 y 16,89 reales brasileños). Esta operación representa la mayor colocación de este tipo -initial public offering (IPO)- en lo que va de año y la más relevante en el sector energético brasileño desde el año 2000.

Con una capitalización de alrededor de 19.000 millones de reales brasileños (unos 5.000 millones de dólares), Neoenergia se convierte en la principal eléctrica privada con presencia en la actividad de redes que cotiza en el Novo Mercado.

El valor de la oferta ha ascendido a 3.255,89 millones de reales brasileños tras la venta de 208.044.383 acciones de Neoenergia, que representan el 17,139% de su capital social.

En total, fueron ofrecidas 208 millones de acciones, que representan el 17,13% del capital de Neoenergia, compañía formada en 2017 tras la fusión de esta empresa con Elektro, ambas participadas por Iberdrola.

El grupo Iberdrola, a través de su filial brasileña, prevé invertir 6.000 millones de euros en Brasil durante el período 2018-2022, tal y como se recoge en sus Perspectivas Estratégicas, presentadas el pasado mes de febrero en Londres.

El capital social de Neoenergia ha quedado estructurado del siguiente modo: Iberdrola controla el 50% + 1 acción, Previ, el 32,9%, manteniéndose como accionista relevante y a largo plazo, y el resto, un 17,139%, queda como free float.

Cuando anunció la operación a finales de abril, Iberdrola afirmó que en la OPV de la compañía se prevé captar entre 3.000 y 3.500 millones de reales (unos 780 y 910 millones de dólares).

A finales de 2017, Iberdrola aplazó la salida a bolsa de Neoenergia prevista ese mismo año. Entonces la operación se canceló después de Banco do Brasil y Previ, sus socios en la compañía, rechazaran el rango de precios de los títulos solicitado por los inversores. La horquilla de precio se estableció entre los 15,02 y los 18,52 reales brasileños (por título, lo que suponía valorar el 100% de la compañía en un mínimo de más de 4,5 mil millones de dólares y un máximo por encima de los 5,6 mil millones de dólares.