Chile dejará de producir alrededor de 1.500 MW solares durante el eclipse

Share

Mañana en la Región de Coquimbo se verá un eclipse solar total, sin embargo, la sombra del fenómeno afectará desde la ciudad de Arica en el extremo norte del país, donde se observará el eclipse con un 65% de oscuridad, hasta el extremo sur en la ciudad de Punta Arenas, donde se observará con un 46% de oscuridad. Este fenómeno también será visto en el territorio de Isla de Pascua.

Este oscurecimiento afectará la operación del Sistema Eléctrico Nacional al reducir la cantidad de energía solar producida entre las 15:14 horas y las 17:50 horas, con el máximo oscurecimiento del sol a las 16:39 horas.

“El eclipse de mañana implicará que el país dejará de producir alrededor de 1.500 MW provenientes de energías solares. Esa cantidad de energía equivale más menos la mitad del consumo de la Región Metropolitana. Este suministro será reemplazado por energía hídrica y de gas, por lo que estará garantizado el suministro eléctrico del país”, aseguró el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, quien visitó las oficinas del Coordinador Eléctrico Nacional junto al presidente del Consejo Directivo, Juan Carlos Olmedo.

La energía solar ha crecido a ritmos cada vez mayores en Chile y se está transformando en una fuente importante de suministro de electricidad para el país.

En los últimos años se han conectado casi 2.500 MW de capacidad en generación solar, alcanzando casi el 8% de la energía generada durante lo que va del año 2019, cifra que ha aumentado desde la incorporación de la línea Cardones-Polpaico al Sistema Eléctrico Nacional.

El ministro agregó que “como Ministerio de Energía, junto al Coordinador Eléctrico Nacional, hemos estado trabajando los últimos tres meses para estar preparados para abordar este espectacular evento astronómico, de manera tal que todos los ciudadanos puedan disfrutarlo mientras los equipos técnicos se encargan de asegurar el suministro energético del país”.

En la misma línea, Juan Carlos Olmedo, explicó que en estos meses de trabajo se ha desarrollado una estrategia que contempla planes de contingencia para distintos escenarios.

Olmedo añadió que durante el eclipse se aumentará la generación de centrales convencionales (hidráulicas y a gas) para compensar la pérdida de producción solar.

“Se dispondrá de reservas suficientes para satisfacer requerimientos ante eventuales perturbaciones no programadas, y adicionalmente, se adoptarán las medidas operacionales necesarias para mantener los niveles de seguridad habituales en el sistema eléctrico nacional”, señaló Olmedo.

Las principales actividades que el Coordinador está llevando a cabo para afrontar los efectos del eclipse en el Sistema Eléctrico Nacional son:

  • Elaboración de programas diarios de generación para el día 2 de julio, determinado flujos por las líneas de transmisión y reservas para el seguimiento de la demanda neta (demanda bruta – generación renovable variable), considerando escenarios de hidrología húmeda, media y seca, y considerando los casos con y sin puesta en servicio de las líneas de interconexión de 500 kV Pan de Azúcar – Polpaico.
  • Elaboración de pronósticos de generación renovable, en particular, de la reducción de generación solar, a través de empresa especialista en pronósticos AWS TruePower, pronósticos propios del Coordinador y de las empresas propietarias de parques solares. A medida que se acerque la fecha del evento se afinarán los pronósticos.
  • Ejecución de sesiones de capacitación enfocadas en el eclipse para los ingenieros despachadores del centro de control del Coordinador, encargados de la operación en tiempo real del SEN.
  • Optimización de los recursos hidráulicos (cotas de embalses) para disponer de recursos de reserva suficiente afrontar la mayor generación y necesidades de tasas de toma de carga durante el eclipse.
  • Coordinación con empresas coordinadas propietarias de centrales hidráulicas de embalse y de gas para planificar el aumento en la producción de sus generadoras para reemplazar la generación solar perdida durante el eclipse.
  • Elaboración de estudios de seguridad que permitan identificar los requerimientos de recursos adicionales que serían necesarios disponer durante el eclipse, de manera de preservar la operación segura, al mínimo costo y de calidad durante el evento.
  • Elaboración de despliegues especiales para monitoreo del eclipse a través del SCADA.