Uruguay traspasó a China la presidencia de IRENA

Share

La novena asamblea de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) en Emiratos Árabes fue presidida por Uruguay, que asumió el cargo en enero de 2018 y dio paso a China en la presidencia de la organización.

En su discurso de despedida, Guillermo Moncecchi recordó que Latinoamérica tiene la mayor participación de energías renovables en su matriz energética, con un 27 %, en comparación con el 18% a nivel mundial.

Agregó que, más allá de diferencias entre los países de la región, “tenemos temas y desafíos en común, así como también existen otras áreas que permiten ir avanzando en paralelo”.

“A juicio de Uruguay es importante, y así lo hemos venido expresando a lo largo de los años y en toda instancia, encontrar mecanismos que permitan profundizar el vínculo entre la agencia y la región”, añadió Moncecchi.

Además, consideró que existe potencial para expandir trabajos importantes, como los estudios para viabilizar la alta incorporación de energías renovables, Corredor Limpio en Centroamérica y el impulso al desarrollo de energías como la geotermia.

Moncecchi remarcó la importancia del fortalecimiento del vínculo con instituciones y organismos regionales energéticos, tales como Olade y Cepal. También destacó el “apoyo incondicional” de Uruguay hacia Irena. “Continuaremos trabajando desde todos los roles para tener una Agencia cada día más fortalecida, vanguardista y relacionada con sus miembros”, finalizó el jerarca.

La asociación cuenta ya con 160 estados miembros y hay 23 se encuentran en proceso de adhesión, entre los que se cuentan Chile, Guatemala, Honduras y Brasil.