Usan energía solar para operar un sistema de desalinización en Brasil

Share

El desalinizador de Vila do Trinta, en la isla Fernando de Noronha, será el primero de la Companhia Pernambucana de Saneamento (Compesa) que contará con un sistema fotovoltaico.

Según informa la compañía en una nota de prensa, a partir de la próxima semana, Compesa pondrá en marcha el proyecto piloto que generará alrededor del 70% de la energía consumida en la desalinización del agua con una instalación fotovoltaica.

El sistema solar instalado en la fuente de la Vila do Trinta utilizará el principio de compensación de energía, según lo previsto por Aneel (Agencia Nacional de Energía Eléctrica). Estará conectado a la red eléctrica de Celpe y podrá exportar el excedente producido o consumir la energía generada, contabilizada mediante un contador bidireccional.

Según Milton Tavares, ingeniero eléctrico coordinador del proyecto, la empresa ya tiene previsto ampliar esta acción a otras unidades operativas en Brasil continental. La previsión es instalar otros dos sistemas solares fotovoltaicos de 75 y 230 kWp, respectivamente, en el embalse de Perijucã, en el Jardín Atlántico de Olinda, y en la sede de la empresa (Centro Administrativo Eduardo Campos), ubicada en Recife. Ambos proyectos ya están en proceso de licitación.