La FV flotante encuentra en la hidroeléctrica una batería virtual

Share

La combinación de energía solar fotovoltaica y energía hidroeléctrica es desde hace varios años una tendencia general en la industria de las energías renovables, con un número creciente de proyectos anunciados en todo el mundo.

Sin embargo, su combinación, y especialmente la combinación entre la producción de energía hidroeléctrica basada en reservorios y las instalaciones solares flotantes parece tener una ventaja adicional en términos de almacenamiento de energía “virtual”. De hecho, según un nuevo estudio de Christian Breyer, profesor de economía solar en la Universidad de Tecnología Lappeenranta de Finlandia, una central hidroeléctrica construida en una reserva de agua puede funcionar como una carga virtual durante el día, acumulando agua para la producción de energía en horas sin sol.

Según el informe “Combinining Floating Solar Photovoltaic Power Plants and Hydropower Reservoirs: A Virtual Battery of Great Global Potential”, cuyo coautor es Javier Farfan, las centrales hidroeléctricas podrán asumir esta función como una batería virtual solo cuando haya suficiente agua, y gracias al hecho de que son altamente controlables.

El informe señala a Siberia, Europa del Este, los países nórdicos, algunas partes de América del Norte y del Sur, y África Central como las regiones con el mayor potencial para la operación de baterías virtuales. “Se podría instalar un total de 4,400 GW de capacidad de FV flotante y se podrían generar 6270 TWh a nivel mundial al cubrir solo el 25% del área de superficie estimada de las reservas de agua, que luego se pueden usar virtualmente como una batería”, señala el informe.

Los autores del estudio, además, afirman que si la fotovoltaica flotante se extendiera a todo tipo de reservas de agua, la capacidad instalada y la generación se elevarían a 5,700 GW y 8,039 TWh, respectivamente.

“La FV flotante es capaz de proporcionar significativamente más electricidad (6,270 TWh en total) que la energía hidroeléctrica de los reservorios (2,510 TWh en total) a una tasa de cobertura del 25%, a la vez que proporcionaría equilibrio a la operación intermitente de la instalación flotante”, concluyeron.