Inaugurada en Bolivia planta solar de 60 MW

Share

El presidente de Bolivia, Evo Morales, inauguró oficialmente el sábado la Planta Solar Fotovoltaica Uyuni de 60 MW.

El proyecto está ubicado en en municipio de Uyuni, en la provincial Antonio Quijarro del Departamento de Potosí, en el sur de Bolivia. La superficie de 105 hectáreas (que podrían ampliarse a 180) en la cual está localizada fue cedida por la Gobernación de Potosí a título gratuito.

El contrato para la construcción de la planta, de un valor de 62 millones de dólares, fue otorgado al consorcio formado por Emias y Elecnor a principios de noviembre de 2016. El proyecto fue licitado por la eléctrica estatal local Ende Guarachachi en marzo de 2016. Se trata del segundo proyecto solar de una potencia de este orden para el cual se ha realizado un proceso de licitación en Bolivia. Otro proyecto, la Planta Solar Fotovoltaica Oruro de 50 megavatios, fue licitado en abril del mismo año, mientras que su construcción arrancó en agosto de este año.

El proyecto Uyuni, sin embargo, tenía que haberse completado en marzo, según anunció el mismo Morales en noviembre. “Con esta planta generaremos 50 % de la demanda de energía del departamento de Potosí, pronto estará terminada, felicito a la Gobernación, Alcaldía y a la empresa adjudicada. Nuestro objetivo es que Bolivia sea el Corazón Energético de Sudamérica, exportando energía a los vecinos”, dijo Morales en esa época.

El gobierno boliviano, sin embargo espera convertir al país en el corazón energético de Sudamérica, principalmente a través de la energía hidroeléctrica, cuyo potencial se estima en aproximadamente unos 7 GW adicionales. Las plantas solares de Uyuni y Oruro son las únicas actualmente en operación o en fase de construcción, y aún no se han anunciado nuevas licitaciones para proyectos fotovoltaicos a gran escala u otros proyectos de energía renovable. El objetivo de energía renovable del país para 2025, por otro lado, es de solo 183 MW, según la Agencia Internacional de Energías Renovables.

Actualmente, la demanda de Bolivia está cubierta por 2 GW de capacidad instalada de generación, que está representada por un 60 % de energía termoeléctrica y un 40 % de energía hidroeléctrica. La proporción de acceso a la electricidad en el país sigue siendo una de las más bajas de América Latina. Según las Naciones Unidas, solo el 71,5 por ciento de la población tenía electricidad en 2014.

Bolivia es, sin embargo, uno de los países de América Latina con los niveles más altos de radiación solar. Según la Fundación Solon, el país, que tenía solo 5 MW de energía fotovoltaica instalada a fines de 2016, tiene una radiación horizontal global de 1,000 a 1200 Kwh / m2-año.