BNEF espera que los precios de módulos fotovoltaicos caigan un 34 % en 2018

Share

Hay un dicho americano que afirmas “como va California, así va la nación”. Pero respecto a la energía solar, el equivalente sería “como va China, así va el mundo”.

Como resultado de la retirada abrupta del apoyo al mercado de energía solar fotovoltaica del país, Bloomberg New Energy Finance (BNEF) ha predicho una disminución del 34 % en los precios de los módulos solares policristalinos en China.

Esto sería más o menos equivalente a la caída en los precios que experimentaron los módulos en 2016, solo superada por la caída del 40 % que tuvo lugar en 2011.

Y como China es, con gran diferencia, el mercado solar más grande del mundo, se espera que estos efectos se extiendan a nivel mundial. “El exceso de oferta es universal”, afirma una nota de prensa de BNEF, escrita por cuatro miembros del equipo chino de la organización.

BNEF proporciona un precio de referencia para los módulos monocristalinos de US $ 0,37 por vatio para el cuarto trimestre de 2017, y espera que caiga a solo $ 0,24 / vatio a finales de este año, incluido el impuesto al valor añadido del 16 % en China.

 

Problemas de la cadena de suministro

La nota predice un “pánico de mercado” en el corto plazo, y las promotoras probablemente suspenderán la instalación durante el tercer trimestre mientras esperan el lanzamiento de las nuevas cuotas y los precios de los módulos más baratos.

Para la cadena de suministro, las implicaciones de un alto abrupto en el mercado chino son severas. BNEF espera que esto conduzca a un “inventario mejorado”, y la organización señaló que en mayo ya se encontraban grandes cantidades de obleas policristalinas en los depósitos. Se espera que la desaceleración de la demanda recientemente prevista golpee con más fuerza que la mono, y que esta última aún se beneficie de la demanda a través del programa Top Runner del país.

BNEF espera los impactos más severos en el polisilicio, debido a la inflexibilidad del equipo de producción del material, y anticipa que los precios caerán a $ 11-12 por kilogramo a fin de año. Sin embargo, la organización observa que la desaceleración de la demanda también afectará a los materiales que no son de silicio.

Esto, a su vez, reducirá el precio de la producción del módulo, y BNEF anticipa que los costos de producción del módulo de “mejores prácticas” disminuirán a $ 0,24 por vatio, dejando márgenes muy reducidos para los fabricantes de módulos. Sin embargo, algunos grandes fabricantes chinos de equipos fotovoltaicos ya esperan reducir sus costos por debajo de estos números en la primera mitad de 2019.

 

¿Qué sección 201?

El impacto en el mercado de Estados Unidos no está claro. En una situación de exceso de oferta global, si los precios de materiales fotovoltaicos fabricados en Corea y el sudeste de Asia caen lo suficiente, los aranceles del 30 % de la Sección 201 tendrá un efecto menor, ya que los derechos de importación se calculan como un porcentaje del precio de los módulos.

Como el desarrollo es sensible al precio, este hecho podría favorecer el desarrollo de proyectos adicionales, particularmente en los proyectos a gran escala, que se han visto obstaculizados por los aranceles de la Sección 201. Pero los precios bajos sostenidos también afectarán los márgenes de las nuevas fábricas que se están planificando, incluida la fábrica de 1,6 GW de Hanwha Q Cells en Georgia y la expansión de 1,2 GW de First Solar en Ohio.

Es probable que las instalaciones de JinkoSolar en Jacksonville se vean menos afectadas, dado que es probable que todo este producto se destine al contrato que la empresa firmó con NextEra para suministrar 2,75 GW. De igual modo, la gigafábrica Tesla / Panasonic en el norte de Nueva York no se verá tan afectada por el mercado global de precios, pues tanto el techo solar como los módulos HIT que produce son productos “premium” destinados al mercado de los tejados, que es menos sensible a los precios.