La asociación solar de Puerto Rico solicita más fondos para proyectos fotovoltaicos

Share

La Asociación de Energía Solar y Almacenamiento de Puerto Rico (SESAPR, por sus siglas en inglés), agrupa a diversas empresas de energía solar en la isla con el fin de promover el uso de la energía solar y el almacenamiento de manera fiable y asequible.

Su presidente, Patrick James Wilson, ha hecho un llamamiento al gobernador, Ricardo Rosselló, para que aumente la cantidad asignada a proyectos de energía fotovoltaica en las iniciativas de recuperación que se desarrollarán en la isla.

Actualmente está tiendo lugar en Puerto Rico la redacción del borrador de distribución de los fondos federales destinados a reconstruir la isla (Community Development Block Grant for Disaster Recovery; CDBG-DR). El Departamento de Vivienda Federal distribuirá los $18,5 billones asignados para proyectos de recuperación en la Isla, e incluye una cantidad mínima a proyectos que atienden el problema de la energía, en especial energía solar.

“Tras el paso del huracán María, el sistema eléctrico de Puerto Rico se encuentra muy frágil y tiene alta probabilidad de volver a colapsar. Por ello, consideramos oportuno que el Departamento de Vivienda Federal aumente a $225 millones los fondos para la instalación de equipos de energía solar en casas, negocios y edificios del gobierno. De esta manera, y con una asignación similar en una próxima distribución de fondos CDBG-DR, podremos alcanzar los 500.000 hogares con paneles solares, lo que redundará en un país mucho más autosuficiente en la utilización de su energía”, afirma Wilson en un comunicado.

Entre los cambios que propone para la redistribución de fondos CDBG-DR está que, antes de iniciar cualquier proyecto para la producción y generación de energía, se haga un análisis crítico sobre las necesidades reales de energía que tiene la isla, incluyendo facilidades críticas como estaciones de bomberos, plantas de filtración de agua, hospitales, escuelas, centros comunales y supermercados. “Las instalaciones críticas deben poder seguir operando en caso de una apagón”, dijo.

Aunque el borrador reconoce la fragilidad del sistema eléctrico de la isla, no propone la energía fotovoltaica ni el uso de baterías como alternativa.