La fotovoltaica en el mundo: el almacenamiento suma 1,4 GW en 2017. Australia y Estados Unidos van a la cabeza, según el informe de GTM Research

La capacidad mundial de almacenamiento de energía alcanzó 1,4 GW y 2,3 GWh en 2017, según los nuevos datos publicados en el primer informe de GTM Research sobre almacenamiento de energía titulado Global Energy Storage – 2017 Year in Review y el informe 2018-2022 Outlook.

Australia sumó más capacidad de almacenamiento de energía que cualquier otra nación el año pasado, con 246 MW. Este total comprendió una triplicación del espacio de almacenamiento residencial (segmento BTM) del país, que sigue estando impulsado por las altas tarifas de electricidad minorista y la disminución o expiración de las FIT solares, lo que promueve el mercado de baterías domésticas para el autoconsumo.

Mientras tanto, en Estados Unidos, los 431 MWh de nueva capacidad de almacenamiento de energía fueron los más altos a nivel mundial, y el primer trimestre de 2017 sumó nuevos 234 MWh de almacenamiento. El informe de GTM indica que la mayor parte de esta actividad del primer trimestre se produjo en California, donde la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC) intensificó sus esfuerzos para obtener energía adicional tras el cierre de las instalaciones de Aliso Canyon.

El buen resultado de los tres trimestres restantes en EE. UU. se debió a que algunos estados promulgaron nuevas leyes y objetivos diseñados para aumentar la aceptación del almacenamiento. Arizona, Nueva York y Massachusetts fueron muy activos en este campo, mientras que California abarcó el 73 % de los 110 MWh de nuevas instalaciones de batería BTM registradas a nivel nacional en 2017.

Europa revisa la regulación

Los principales mercados de almacenamiento en Europa fueron Reino Unido y Alemania: el primero instaló 117 MW de almacenamiento a gran escala, y los 135 MW de este último comprenden principalmente almacenamiento FTM, pero también un número creciente de instalaciones residenciales y comerciales.

En Reino Unido, la altamente competitiva subasta de Respuesta de Frecuencia Mejorada (EFR) impulsó los precios de compensación a niveles récord de £ 7 / MWh ($ 9,9 / MWh) para electricidad, lo que llevó a National Grid a iniciar un proceso de reestructuración de servicios auxiliares antes de lanzar la subasta de EFR Parte 2, que fue cancelada. En su lugar, está previsto que llegue un sistema de mercado de frecuencia más simplificado, diseñado para ser más transparente y valorar la velocidad de las tecnologías de respuesta, lo que podría servir para el almacenamiento.

Sin embargo, a pesar del entusiasmo del gobierno de Reino Unido para apoyar tecnologías que ayudarán a National Grid a acelerar el cambio de las centrales eléctricas de carbón (lo que resulta en una serie de anuncios de políticas positivas que sin duda impulsará la absorción de las baterías de almacenamiento), el sector del almacenamiento ha comenzado sufrir. GTM Research considera que los beneficios integrados del almacenamiento se reducirán drásticamente desde un pronóstico promedio de entre £ 47k / MW / año a £ 70k / MW / año ($ 66k / MW / año a $ 99k / MW / año), hasta £ 3k a £ 7k / MW / año ($ 4,2k / MW / año a $ 9,9k / MW / año) en abril de 2021.

Actualmente, de los 3 GW de proyectos de almacenamiento propuestos en Reino Unido que han superado el proceso de precalificación para subastas de capacidad en el mercado, GTM Research encuentra que solo alrededor de 400 MW han asegurado los contratos, dejando un exceso de proyectos de almacenamiento sin firmar en todo el país.

En Alemania, el programa residencial de almacenamiento + solar, el KfW 275, continúa creciendo. El año pasado, Alemania tenía alrededor de 80.000 instalaciones de almacenamiento BTM, predominantemente en el sector residencial. En otras partes de Europa, es el segmento residencial el que está impulsando el mayor crecimiento, con muchas compañías solares importantes que ahora incluyen almacenamiento en sus ofertas a los clientes con el fin de capitalizar el mercado energético cada vez más descentralizado del continente.

Retrato de Asia

El mercado de almacenamiento autónomo de Corea del Sur está funcionando muy bien, según descubrió GTM. El país se está acercando a su objetivo de 500 MW, habiendo finalizado 2017 con 370 MW de almacenamiento instalados en 13 proyectos, todos construidos con componentes locales y propiedad de la empresa estatal de transmisión Kepco.

China, mientras tanto, está ganando terreno en el espacio de almacenamiento y superará todos los mercados con excepción de Estados Unidos en 2019, y se quedará en el segundo lugar hasta 2022.

A nivel mundial, la industria del almacenamiento continuará siendo moldeada por el avance continuo de políticas y mecanismos de mercado diseñados para fomentar la adopción de baterías en varios frentes. Estos incluyen integración renovable, estructuras de PPA basadas en el horario, rediseños del mercado competitivo, reformas tarifarias minoristas, microrredes remotas y urbanas, y recursos distribuidos para servicios de red y como plantas de energía virtual.

Tales iniciativas, unidas con la continua reducción de costos de la tecnología de iones de litio, aumentarán las cifras de instalación hasta alcanzar 8,6 GW y 21,6 GWh en 2022, concluye el informe.