Investigadores de California convierten el calor residual en electricidad

Share

Un equipo de la Universidad de California, Riverside, ha utilizado con éxito materiales baratos para crear un generador termoeléctrico, que convierte el calor residual de bajo nivel en electricidad.

El dispositivo se creó a partir de un sándwich de dos capas de Permalloy de níquel y silicio tipo p. Cuando se aplicó calor al Permalloy, se produjo un voltaje eléctrico, debido a un fenómeno conocido como el efecto spin-Seebeck, mediante el cual el gradiente de temperatura genera una corriente de espín de la sustancia ferromagnética y produce un voltaje en el silicio.

En un dispositivo con una capa de silicio de cinco nanómetros de grosor, el equipo midió un voltaje de 100,3 microvoltios, uno de los mayores reportados para un dispositivo de este tipo, según los resultados publicados en la revista Physica Status Solid-Rapid Research Letters.

Si se ampliara y se hiciera más eficiente, la tecnología podría tener una gama de aplicaciones comerciales, incluida la generación de electricidad a partir del calor residual creado en chips de computadora, electrodomésticos y paneles solares.

“Los paneles solares fotovoltaicos se calientan bastante, por lo que la integración de generadores termoeléctricos en dichos paneles podría generar electricidad adicional a partir de ese calor residual”, explica el Profesor Asistente de Ingeniería Mecánica de la UCR, Sandeep Kumar.

“Los generadores termoeléctricos también podrían integrarse en los automóviles, donde la temperatura del motor puede alcanzar los cien grados centígrados, en comparación con una temperatura ambiente de veinticinco grados. En una aplicación de este tipo, la electricidad generada podría alimentar los componentes electrónicos del automóvil e incluso proporcionar refrigeración”.