Evo Morales inaugura una planta fotovoltaica de 5 MW en Bolivia

El presidente Evo Morales inauguró el domingo la primera planta solar fotovoltaica conectada al Sistema Interconectado Nacional en el municipio de Yunchará, departamento de Tarija.

De acuerdo a la ficha técnica, la planta solar fotovoltaica consta de 19.152 paneles solares emplazados en 12 hectáreas, generando 5 megavatios, que están conectados al Sistema Interconectado Nacional y su construcción tuvo una inversión de unos 79,4 millones de bolivianos (11,4 millones de dólares).
La obra fue ejecutada por Ende Guaracachi, contratando al consorcio boliviano español EMIAS-ELECNOR, que en 246 días realizó el montaje de la central solar.
Morales añadió que a nivel nacional se producen 2.100 megavatios y que el consumo en los días altos llega a 1.500, por lo que se tiene una reserva de 600 megavatios en busca de convertir a Bolivia en el centro energético de Sudamérica.
No obstante, el pasado mes de enero, Bolivia presentó decepcionantes planes para la solar y renovables para 2018: El único avance previsto por el gobierno para la energía solar en este año es la construcción de la central fotovoltaica Oruro, de 50 megavatios.
“Saludo el trabajo de Ende (Empresa Nacional de Electricidad), todo su equipo de trabajo para seguir mejorando la producción de energía en Bolivia, hermanas y hermanos para Tarija y Yunchará es un día histórico, estamos empezando por ahora con 5 megavatios de energía solar”, indicó el presidente en la inauguración.
“Cuando llegamos al Gobierno, Tarija generaba como 7 megavatios de energía y desde Yacuiba incorporamos 160 megavatios de la termoeléctrica, ahora generando otros 5 de energía solar y esperamos a finales de este año entregar la segunda fase de la termoeléctrica de Yacuiba, llegando a 480 megavatios”, agregó a tiempo de recordar que el consumo de Tarija es de 60 megavatios.
Por su lado el ministro de Energía, Rafael Alarcón, mencionó que la generación energía solar significa desplazar el consumo de gas natural.
“Generar con energía solar significa desplazar el consumo del gas natural y la estimación son poco más de 140 millones de pies cúbicos al año para que el gas pueda ser industrializado. Además evitamos emisiones de dióxido de carbono, es un sistema de generación de energía eléctrica amigable con el medio ambiente”, añadió Alarcón.