Nueva microrred con almacenamiento en una clínica de una comunidad remota en Puerto Rico

Share

La empresa alemana sonnen de almacenamiento inteligente de energía para viviendas ha anunciado hoy la puesta en marcha de una microrred de almacenamiento inteligente de energía solar en un centro de salud primaria en el barrio Mameyes Abajo en Utuado, Puerto Rico. Esta microrred es particularmente importante ya que la atención médica es una cuestión de vital importancia desde que el huracán María azotó la isla hace más de seis meses.

La clínica se encuentra en la zona rural y montañosa de Utuado, donde ninguno de los residentes tiene electricidad y la mayoría no tiene agua potable desde septiembre de 2017. Debido a la necesidad imperiosa de atención médica, la clínica se construyó en un edificio desocupado en Mameyes Abajo y es atendida por una organización local, la Corporación de Salud y Desarrollo Socioeconómico del OTOAO. Por su topografía, es difícil acceder a la región y, por lo tanto, recibir suministros médicos y tratamiento en forma regular ha sido todo un desafío.

La clínica, que se abastece de electricidad sin conexión con la red eléctrica, depende de la microrred para el funcionamiento de su tecnología médica, la iluminación y la refrigeración. Este sistema proporciona suficiente electricidad para que la clínica pueda brindar la atención médica y los servicios de salud que los residentes de la zona no han podido recibir desde la llegada del huracán María.

La microrred se instaló en colaboración con el socio de energía local de sonnen, Pura Energía.

sonnen donó el sistema de almacenamiento inteligente de energía sonnenBatterie eco 16 (8kW / 16kWh), que se complementa con un sistema de paneles solares de 10 kW en el tejado proporcionado por Pura Energía.

“Sabemos que esta instalación no solo es una cuestión de electricidad; se trata de permitir que los profesionales de la salud que trabajan en la clínica puedan mantener la salud y el bienestar de los residentes de la zona”, afirmó Adam Gentner, director de Desarrollo empresarial, Expansión latinoamericana, de sonnen. “La adopción de energía solar y almacenamiento en Puerto Rico es una demostración de que las microrredes no solo pueden ayudar en la recuperación después de un desastre natural, sino que también permiten implementar soluciones de energía resilientes como preparación para futuros desastres naturales y apagones. Seguiremos trabajando en pos de nuestro objetivo de lograr energía limpia y confiable para todos”.

“Los residentes de Puerto Rico dependen muchísimo de los programas de salud pública y, si se tiene en cuenta que solo el 13 % de los centros de salud evaluados volvieron a tener electricidad en los meses posteriores al huracán María, las víctimas a largo plazo son y serán mucho mayores de lo informado”, afirmó José García, presidente de Pura Energía. “Gracias al increíble apoyo de socios como sonnen, podemos garantizar la salud y la seguridad de nuestra comunidad abasteciendo nuestra clínica solamente con tecnologías de energía solar y almacenamiento”.

La clínica es la beneficiaria del décimo sistema de microrred energética que sonnen y Pura Energía instalaron en la isla desde la llegada del huracán María en septiembre de 2017. Otras microrredes se instalaron en centros comunitarios y de ayuda, lavaderos, centros de distribución de alimentos y dos escuelas, incluida una que planea seguir estando fuera de la red eléctrica después de que se reabastezca la electricidad. Toda la mano de obra y la tecnología fueron donadas por sonnen y Pura Energía a través de Del Sol Foundation for Energy Security. El valor de la donación supera los $ 350.000.