Chile promueve las energías limpias en centros deportivos

El convenio tiene como foco principal establecer un vínculo de cooperación y un marco de acción entre el Ministerio de Energía, el Ministerio del Deporte y el Instituto Nacional de Deportes, que permita el desarrollo conjunto de proyectos y actividades relacionados con eficiencia energética y las energías renovables. El acuerdo se enmarca tanto en la nueva Política Energética de Chile como en la Política Nacional de Actividad Física y Deporte 2016-2025 para avanzar en el concepto de sostenibilidad y equidad en el acceso a la energía, en el marco de las políticas ambientales institucionales y nacionales, con especial énfasis en proyectos vinculados a infraestructura deportiva.

La Ministra del Deporte, Nicole Sáez, se refirió a la importancia de la celebración de este convenio: “Esto es un esfuerzo conjunto y con una mirada intersectorial en materia de eficiencia energética. La idea central es contar con el apoyo del Ministerio de Energía para poner a disposición del Ministerio del Deporte todo el conocimiento en materia de gestión energética y a la vez, que nosotros como Ministerio del Deporte pongamos a disposición nuestra infraestructura. Es una oportunidad de trabajo donde ambos ministerios puedan implementar estas mejoras en los múltiples lugares en los que los chilenos practican deporte y desarrollan actividad física”.

Este convenio es el primero de muchos pasos. El Estadio Nacional es el símbolo de esta nueva alianza, y ya han comenzado los estudios que analizarán de qué manera se puede gestionar la energía de manera más eficiente. La intención es poder abarcar gran parte de los recintos que administra el Instituto Nacional de Deportes a lo largo de todo el país.

Por su parte, la Subsecretaria de Energía, Jimena Jara, destacó el trabajo intersectorial que implica el acuerdo: “Este convenio permite dotar a la infraestructura deportiva de energías renovables y de eficiencia energética. Estos recintos son intensivos en el consumo de energía y, por otra parte, las energías renovables han llegado para quedarse. Tanto el deporte como la energía tienen que converger en sus políticas públicas para la mejora en la calidad de vida de todos los chilenos”.