La fotovoltaica en el mundo: Europa y España

La Comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE) del Parlamento Europeo ha votado el nuevo objetivo vinculante para que, en 2030, el 35 % del mix eléctrico esté generado por fuentes renovables. Este dato representa una mejora considerable frente al actual objetivo del 27 % establecido por la última versión del paquete de energía limpia 2020-2030, desarrollado por la Comisión Europea.
Los eurodiputados del comité también han acordado que, en el sector del transporte, al menos el 12 % de la energía consumida en cada estado miembro debe provenir de fuentes renovables, como la solar o la eólica.
Además, en una votación por separado, han propuesto reducir el consumo de energía en un 40 % y aumentar la eficiencia energética para 2030, reflejando así mayores ambiciones que la Comisión de la UE, que propuso una reducción del 30 %. Para alcanzar el objetivo general, cada país de la UE deberá establecer sus propios objetivos nacionales de eficiencia energética.
También pidieron la eliminación de los cargos, tarifas o impuestos aplicados al autoconsumo, y la evaluación de las barreras existentes que están obstaculizando su desarrollo; y han pedido a todos los gobiernos de la UE que simplifiquen las condiciones o los procedimientos para la creación de comunidades de energía renovable.
Las dos resoluciones, junto con las disposiciones para eliminar las tasas o los impuestos sobre el autoconsumo, deberán aprobarse en enero.
SolarPower Europa dio la bienvenida a las noticias y dijo que la medida impulsará empleos e inversiones.

En España, la comunidad autónoma de Aragón tendrá la planta fotovoltaica más grande de Europa, con 549 MW de capacidad.
El gobierno de Aragón anunció que acelerará el desarrollo de un proyecto fotovoltaico de 549 MW que el conglomerado industrial español ACS espera construir en un área de 2.369 hectáreas ubicada entre los municipios de Escatrón y Chiprana.
El Consejo de Gobierno ha decidido clasificar la inversión “de interés público para la región”, a fin de reducir a la mitad los procedimientos administrativos habituales para la autorización del proyecto.
La planta requerirá una inversión de 330 millones de euros, y consistirá en 12 subestaciones.
Cuando esté terminado, el proyecto será la planta de energía solar más grande de Europa. Actualmente, la mayor instalación tiene 300 MW y está ubicada en Cestas, en la región francesa de Burdeos.
El proyecto fue seleccionado por el Ministerio de Energía, Turismo y la Agenda Digital de España en la segunda subasta de energía renovable de este año celebrada en julio, en la que se asignaron 3,9 GW de capacidad solar. En la subasta, el grupo ACS se adjudicó la mayor cantidad de proyectos solares con alrededor de 1,55 GW de capacidad asignada. Los proyectos fotovoltaicos seleccionados en el concurso deben comenzar a generar energía en 2020.