La fotovoltaica en el mundo: China y Reino Unido

Después de haber superado holgadamente la cifra de instalación de 34,54 GW del año, China sigue superando las expectativas, lo que ha llevado al Gobierno a aumentar sus pronósticos para el rendimiento solar de 2017. A principios de esta semana, Bloomberg New Energy Finance (BNEF) aumentó sus estimaciones para 2017: de 45 GW a pasado a 51-54 GW, ya que solo en los primeros nueve meses del año se instalaron 43 nuevos GW de solar.

“Los principales factores que hicieron aumentar las estimaciones fueron el incremento de instalaciones sobre cubierta, que en lo que va del año ya alcanzó alrededor de 15 GW, así como la cantidad de proyectos construidos antes de asegurar la cuota, la cualificación para recibir subsidio nacional, que en este momento asciende a al menos 7 GW. Estas fueron las dos sorpresas más grandes “, dijo a la revista Yvonne Liu, analista de Bloomberg New Energy Finance (BNEF) en Beijing.

En Reino unido, los presupuestos aprobados esta semana siguen sin incluir a la energía solar en los tipos de desgravaciones fiscales que sí están disponibles para los combustibles fósiles. Las esperanzas no eran ciertamente altas para la industria solar del Reino Unido antes del Presupuesto de hoy, y el canciller conservador Phillip Hammond ha negado el acceso a la energía solar a las exenciones de impuestos de las que disfrutan con tanta facilidad y regularidad la industria de combustibles fósiles del país.

Ante la aprobación del presupuesto, la Asociación de Comercio Solar (STA) había reiterado que no estaba buscando nuevos subsidios para la energía solar; más bien buscaba que la tecnología tuviera igualdad de condiciones en términos de acceso al mercado y tratamiento fiscal.

“No está bien que la energía solar se ponga en desventaja en el Reino Unido”, dijo la jefa de asuntos externos de STA, Leonie Greene. “El presupuesto establece que, además de cumplir con los compromisos existentes, no habrá un nuevo apoyo público para las energías renovables que conduzca a un aumento en las cuentas de los consumidores, hasta 2025”.

Resulta irónico que el Presupuesto se haya aprobado el mismo día en que se reveló que la controvertida planta nuclear de Hinkley Point tendrá un gasto adicional de £ 25 mil millones más de lo que se calculó.

James Court, Jefe de Política y Asuntos Externos de la Asociación de Energías Renovables dijo sobre el presupuesto: “El gobierno de Reino Unido parece estar dando la espalda a las energías renovables al anunciar que no hay nuevo apoyo para proyectos posteriores a 2020 y la congelación de los impuestos al carbono. Esto podría implicar un paréntesis en el desarrollo de infraestructura que tanta falta hace. Considerando que esto ha tenido lugar tan solo un par de meses después del tan comentado Plan de Crecimiento Limpio, resulta muy decepcionante”.