La fotovoltaica en el mundo: Francia y Japón

Según ha publicado el periódico financiero francés Les Echos, la Dirección General de Energía y Clima francesa dependiente del Ministerio de Ecología y Desarrollo sostenible, planea una subasta conjunta para proyectos solares y eólicos de no más de 18 MW que tendrá lugar pronto. Hasta ahora, el Gobierno francés había lanzado licitaciones separadas para la solar y la eólica. Virginie Schwartz, una alto cargo de la mencionada Dirección General, ha explicado que La Unión europea ha solicitado que las licitaciones se realicen de forma conjunta, y que se espera que así se reduzcan los costes de ambas tecnologías. Para la primera subasta se licitarán alrededor de 200 MW de capacidad.

En cambio, Xavier Daval, vicepresidente de la Asociación de energías Renovables SER (y presidente de la Comisión solar SOLER) afirma que la introducción de licitaciones conjuntas será perjudicial para el desarrollo de ambas tecnologías. Según contó a pv magazine, no es buena idea hacer que la energía solar y la eólica compitan entre ellas.

Según ha comunicado la empresa matriz Show Shell Sekiyu, el fabricante japonés de módulos fotovoltaicos de capa fina paró la producción de la fábrica Tohoku a finales de septiembre. “La empresa también transformará la planta Kunitomi en una planta multifuncional y trasladará allí la producción que actualmente está llevando a cabo en las plantas Tohoku y Miyazaki”. Esta reestructuración se hace para mejorar la competitividad de los costes”, afirmó la empresa.

No se han revelado los planes previstos para la planta Tohoku, que comenzó sus operaciones comerciales en junio de 2016. El grupo ha reconocido que el cambio en las tarifas de inyección en Japón sigue contribuyendo al “declive gradual” de la demanda de productos fotovoltaicos. No obstante, ha afirmado que la demanda se mantiene “relativamente estable” en los segmentos residenciales y no residenciales del país.