El uso de la solar crece en Panamá

Hay motivos para ser optimista frente a la evolución de la energía fotovoltaica en Panamá. El Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC) dependiente de la Contraloría General de la República de Panamá ha publicado las cifras relativas a la generación de energía en lo que va de 2017. Según los datos, la oferta de electricidad ha crecido menos ese año que en 2016 (un 1,7 % respecto al 5,7 %), pero la generación de renovables aumentó en el país un 9 % con respecto al pasado año. La energía hidráulica produce el 11,7 % del total de la oferta. Va seguida de la energía térmica, cuya generación es, no obstante, un 12,8 % inferior a la de 2016. Por su parte, la eólica disminuyó en un 23,1 % y la solar aumentó su producción en un 121,8 %.

En 2014, la generación de energía fotovoltaica fue de 1.236 kWh, en 2015 aumentó a 2.701 kWh, en 2016 alcanzó los 53.147 kWh y en 2017 es de 117.890 kWh.

Según un periódico local, Berta Burgos, de la oficina de Comunicación de la SNE, aseguró que el mercado renovable logró un gran avance gracias al marco regulatorio y legal estable del país: “Reglas claras permiten que inversionistas nacionales e internacionales apuesten a la construcción de nuevas plantas renovables; igualmente, el crecimiento económico del país requiere constantemente aumentar la oferta energética”.

En marzo de 2016, Panamá aprobó el Plan Energético Nacional 2015-2050 que contemplaba la inclusión de nuevas tecnologías renovables para diversificar la matriz energética, así como un incremento en la participación de las fuentes solar y eólica.