La solar llevará electricidad a 2.250 familias del interior de la selva amazónica en Brasil

La ciudad de Porto de Moz, en el estado de Pará, fue fundada en 1639 y habitada por grupos indígenas en los márgenes de los ríos Xingu y Amazonas. Actualmente la habitan extractivistas dedicados a la agricultura tradicional de subsistencia que no tiene acceso a la energía eléctrica.

La empresa brasileña Ebes inició el pasado mes de octubre la construcción e instalación de 2.334 sistemas fotovoltaicos aislados que llevarán la electricidad a viviendas, centros comunitarios, iglesias, colegios, centros de salud y centros médicos. La capacidad instalada total será de unos 3.200 kWp, y beneficiará aproximadamente a 2.250 familias.

La empresa ya instaló sistemas solares aislados para 180 familias en la playa de Bonete, Ilhabela.