México usa la solar para el tratamiento de aguas residuales

Como parte de la puesta en marcha del Plan de Gestión de Carbono (PGC), el Gobierno del Estado ha puesto en marcha una serie de actividades destinadas a promover la cultura institucional de eficiencia energética y uso responsable del papel en los edificios administrativos. Estas acciones se enmarcan en la iniciativa “Huella sustentable: acciones que marcan el rumbo del planeta”.

La Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) se ha sumado al plan y ha comenzado a instalar paneles fotovoltaicos en al menos cinco Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales: Altabrisa, Caucel 2, Pensiones, Graciano Ricalde y Fovissste.

Ya se han instalado 728 paneles, pero está previsto ampliar las instalaciones: En una entrevista con la prensa local, Manuel Carrillo Esquivel, director general de Japay, afirmó que están trabajando con la Universidad Tecnológica Metropolitana en la creación de una megaplanta.

Actualmente, debido a limitaciones de espacio, tan solo la planta de Altabrisa es capaz de abastecerse con energía limpia en un 95 %; las cuatro plantas restantes lo hacen en un 50 %. Está previsto que la megaplanta sirva para suministrar energía limpia a las cinco plantas potabilizadoras, y contarán con ayuda federal a través de la Comisión Nacional del Agua.