La fotovoltaica en el mundo: China, Países Bajos, Estados Unidos y Canadá

China podría haber instalado 18 gigavatios de potencia fotovoltaica en el segundo trimestre de 2017, según cifras preliminares reveladas a pv magazine por la analista independiente Corrine Lin. Según Lin, la nueva potencia instalada para la primera mitad de este año oscilaría entre 22 y 25 gigavatios, y la total para 2017 podría llegar hasta 35 gigavatios. Lin, sin embargo, dijo que la demanda podría padecer una baja considerable a partir de julio y que la potencia instalada de la segunda mitad del año será seguramente inferior a la de los primeros seis meses. Por lo que respecta a la generación distribuida, el nuevo instalado para el segundo trimestre del año debería llegar a los mismos niveles del primero, aproximadamente 2,4 gigavatios. A finales del pasado trimestre hubo, según Lin, un fuerte crecimiento de la demanda debido a la reducción de las tarifas de inyección que entró en vigor a partir del 1 de julio.

En los Países Bajos, el todavía ministro de economía, Henk Kamp, ha anunciado que el programa de medición neta para la fotovoltaica residencial y otras renovables se extenderá hasta 2023. El esquema, que estaba previsto que terminase en 2020, ha permitido hasta la fecha la instalación de aproximadamente 1,5 gigavatios de potencia fotovoltaica. El nuevo esquema tendrá ahora que ser definido por el nuevo gobierno en formación tras las elecciones que se celebraron el pasado mes de marzo. La decisión de mantener la medición neta fue tomada sobre la base de un estudio realizado por el instituto científico holandés ECN, que dibujó cinco escenarios distintos en los cuales la medición neta podría seguir siendo utilizada para el desarrollo de la solar y las renovables de pequeña escala.

En Estados Unidos, un informe del Departamento de Energía al que tuvo acceso Bloomberg revela que la red eléctrica del país está preparada para acoger más potencia de las fuentes solar y eólica. Según la agencia, el informe establece que la red de Estados Unidos es ahora más segura debido a una mejor planificación y disciplina de mercado,  así como a nuevas reglas y estándares operativos. Según el informe, además, los recientes volúmenes de instalación de potencia fotovoltaica y eólica no han tenido un impacto negativo en la estabilidad de la red. La versión final del informe podría publicarse la próxima semana.

La provincia canadiense de Nunavut, que está muy cerca del Polo Norte y tiene un clima polar, ha decidido fomentar la energía solar y eólica de pequeña escala a través de un programa de medición neta. El suministrador local de energía QEC ha anunciado que lanzará el programa en octubre y que estará abierto a proyectos fotovoltaicos y eólicos de una potencia máxima de 10 kilovatios. La empresa dijo que el mayor potencial solar de la provincia está lógicamente en las zonas del sur, y que los niveles de radiación solar, sin embargo, no son muy inferiores a los de otras provincias como Quebec y Ontario, que ya cuentan con programas de este tipo y buenos niveles de desarrollo de la energía solar.