EDP quiere llevar la producción fotovoltaica a las presas de Brasil

El proyecto piloto se trata de una central solar fotovoltaica flotante en la albufera del río Rabagão, en Montealegre, Portugal, y es pionero a nivel Europeo porque une energía fotovoltaica con hidráulica. Consta de 840 paneles solares instalados en una plataforma flotante con un área de 2.500 metros cuadrados, tiene una potencia instalada de aproximadamente 220 kWh y una producción anual estimada de cerca de 300 MWh.

La idea era probar la producción en condiciones adversas, pues en el pantano donde se encuentra la instalación son frecuentes los vientos fuertes, las variaciones en el nivel del agua pueden llegar a los 30 metros, la profundidad es de 60 metros y las olas pueden alcanzar los 1,5 metros. Carlos Martins, el Secretario de Medioambiente de Portugal, asistió a la inauguración. “Si funciona aquí, es probable que funcione en otros sitios”, dijo, y destacó “el gran potencial de Brasil”.

El presidente de EDP Produção, Rui Teixeira, ha adelantado que la empresa está analizando la posibilidad de exportar esta solución a Brasil. “Si apenas un 5 por ciento del área disponible en las albuferas de EDP fuese utilizada para instalar paneles solares, se obtendría una potencia instalada de 1.000 MW”.

DP Produção, EDP Renováveis y EDP Comercial comenzaron los estudios de viabilidad del proyecto portugués en 2015. Se invirtieron 450.000 euros (unos 510.500 dólares estadounidenses), y las obras se iniciaron en junio del pasado año. Desde su puesta en funcionamiento hace 7 meses los resultados han sido más que positivos con una producción de 160 MWh, un rendimiento un 6 por ciento superior al esperado.