La fotovoltaica en el mundo: China, Estados Unidos y Europa

Ciel & Terre inicia la construcción de la planta fotovoltaica flotante más grande del mundo

Ciel et Terre, una empresa francesa especializada en plantas flotantes, ha anunciado que ha empezado la construcción de una planta flotante de 70 megavatios en la provincia china de Anhui para CECEP, (China Energy Conservation and Environmental Protection Group, grupo de conservación de la energía y protección del medioambiente), el conglomerado estatal desarrollador de productos energéticos chino. La empresa francesa afirmó que espera que la instalación esté finalizada para el cuarto trimestre de este año y necesitará más de 194.000 módulos fotovoltaicos divididos en trece unidades flotantes.

Los elementos flotantes para estas plataformas se fabricarán localmente para optimizar los gastos de transporte, minimizar la huella de carbono del proyecto y fomentar el empleo estatal. Ciel & Terre afirmó que este segundo proyecto solar a gran escala resultó ganador en la subasta que la agencia china NEA (National Energy Agency) lanzó en 2016. Una vez completada, la planta, de 70 megavatios, será la más grande del mundo. La más grande que existe actualmente también está localizada en China: se trata de una instalación de 40 megavatios situada en la región de Huainan.

Las medidas antidumping podrían destruir la industria solar de Estados Unidos

¿Destruir la industria para salvarla? Un nuevo informe, esta vez de GTM Research, alerta sobre la posible devastación del sector solar en Estados Unidos en caso de que se aprueben las medidas anti-dumping. Por segunda vez en menos de un mes un informe publica que, en caso de aplicarse las medidas proteccionistas pedidas Suniva bajo las secciones 201 y 202 del Tratado de Comercio de 1974, el mercado solar de Estados Unidos podría reducirse entre un 50 y un 66 por ciento.

GTM Research informa de que depende de cómo la OIC y la administración de Donald Trump encaren la queja: si se admite el precio mínimo de 0,78 dólares por módulo de silicio cristalino, la demanda podría reducirse en un 50 por ciento en los próximos cinco años. Si, en cambio, el precio mínimo se añade a los 0,40 dólares de impuesto por células cristalinas importadas, la demanda podría reducirse en un 66 por ciento.

No obstante, los autores del informe insisten en que es importante que el sector no entre en pánico precipitadamente. Es el segundo estudio en un mes que informa acerca de los efectos devastadores de la queja comercial interpuesta por Suniva y seguida posteriormente por Solarworld: en mayo, IHS Markit predijo un posible descenso del 60 por ciento del sector estadounidenses de aquí hasta 2020 si se aceptan las peticiones de Suniva.

Eicke Weber: el muro de Trump podría albergar 5 gigavatios de fotovoltaica

El antiguo director del instituto alemán Fraunhofer dijo en una entrevista a Der Spiegel que, aunque el muro propuesto por Donald Trump tendrá una longitud de solo 3.000 kilómetros, serán suficientes para albergar una enorme instalación fotovoltaica. Con un coste LCOE de entre 0,03 y 0,05 dólares / KWh la planta podría amortizarse en entre cinco y seis años.

En su campaña electoral, el ahora presidente anunció que quería construir un muro en la frontera sur del país con México. Ahora la cuestión está en cómo financiarlo. Después de una reunión mantenida recientemente en Iowa, Trump dijo que podrían instalarse módulos fotovoltaicos para la autofinanciación del proyecto. Eicke Weber, antiguo director del instituto de energía solar Fraunhofer ISE que actualmente trabaja en la Universidad de Berkeley, California, afirmó en una entrevista a la revista alemana Der Spiegel que una instalación fotovoltaica en la zona sería perfectamente viable y que, aunque su longitud tendría solo 3.000 kilometros, sería posible producir entre 1.500 y 2.000 hWh por kilovatio al año.

Aunque los módulos no se instalen en el ángulo óptimo, podrían registrarse entre 1.000 y 1.5000 kWh por cada kilovatio instalado, afirmó Weber. Además, el coste LCOE en la región oscila entre 0,03 y 0,05 dólares, lo que la hace muy competitiva. La planta tendría una longitud de 3.000 km y cinco metros de altura, lo que supondría una superficie de 15 millones de metros cuadrados. Si se instalasen módulos de entre 300 y 400 W, la planta tendría una capacidad de 5 gigavatios.

Carta abierta: la industria fotovoltaica europea necesita medidas urgentes

Las organizaciones europeas ETIP y EUREC junto con la asociación de la industria fotovoltaica Solarunited han lanzado una carta abierta a la industria fotovoltaica europea en la que solicitan medidas urgentes para el futuro de los fabricantes europeos del sector y el apoyo para el desarrollo futuro de la industria solar. El motivo de la carta es el miedo a perder partes vitales de la industria europea y, con ella, el sector de I + D.

La insolvencia de Solarworld, el último gran fabricante europeo, ha provocado la carta, dijo Weber a pv magazine. También existe el riesgo de que Solarworld termine como Q-Cells, comprado por una empresa asiática. Esto significaría el cierre de las fábricas de solar en Alemania. Weber también habló de la importancia de mantener la cadena de suministros en Europa y afirmó que todas las secciones dedicadas a I+ D se beneficiarían del resurgimiento de la industria solar.

En la carta, las tres asociaciones afirman que el sector solar es estratégico para la economía europea en términos de independencia energética, empleo y crecimiento económico. Además Europa ha estado a la cabeza del sector durante dos décadas y dispone de unidades de fabricación modernas y sostenibles.

Además, solicitan a los países de la Unión no llevar la fabricación fuera de Europa, mantener los altos estándares de calidad para ser internacionalmente competitiva, financiar más actividades de I+D, crear regulaciones que cumplan con los estándares de fabricación y primar las ayudas públicas que garanticen su sostenibilidad y los criterios de eficiencia. La creación de colaboración especial entre estados miembros para que los centros de I+D sean mayores, la cooperación política y tecnología con mercados emergentes y la eliminación de barreras que perjudiquen al sector en Europa también se cuentan entre las peticiones.