Microinversores frente a inversores string/centrales

Share

 

Un grupo de investigadores de la Universidad de Limoges, en Francia, ha comparado el coeficiente de rendimiento (PR) de los sistemas fotovoltaicos equipados con microinversores con el de las instalaciones que dependen de inversores centrales o storing en varios lugares de Francia. Sorprendentemente, el estudio concluye que los microinversores no tienen un mejor rendimiento.

El PR es un parámetro que define la relación entre la producción de energía real y la esperada de un sistema fotovoltaico, y no guarda relación alguna con la ubicación u orientación de la instalación. Este valor se utiliza para conocer la eficiencia del sistema fotovoltaico.

Los investigadores analizaron inicialmente todas las ventajas y desventajas de una instalación con microinversores o con inversores centrales/dstring, y dijeron que los microinversores deberían ofrecer una ventaja en muchos puntos, incluido el precio. «También hay que tener en cuenta la vida útil de estos equipos, que es de algo menos de 10 años para un inversor central y puede llegar a 30 años para un microinversor», explicaron. «Los microinversores también parecen ser más adecuados para reducir el impacto de las pérdidas que pueden producirse en los paneles solares, ya sea por sombreado o por mal funcionamiento del panel».

Estas hipótesis se evaluaron analizando 200 instalaciones fotovoltaicas situadas en Francia. El trabajo tuvo en cuenta su producción real de energía solar, así como la orientación, la inclinación, la potencia máxima, la zona geográfica y otros factores. «Para realizar un estudio estadístico sobre la RP, se recuperaron 200 conjuntos de datos: 100 de instalaciones con microinversores Enphase M210, M215, M250 e IQ7 y 100 con instalaciones que utilizan inversores SMA SunnyBoy 3000, SunnyBoy 5000 y Sunny Tripower STP 8000», explicaron los académicos. «De los 100 sistemas, 50 son SunnyBoy 3000 (potencia de entrada 3,2 kW), 25 son SunnyBoy 5000 (potencia de entrada 5,2 kW) y 25 son Sunny Tripower STP 8000 (potencia de entrada 8, 2 kW)».

La potencia media de las instalaciones que utilizan microinversores es de 3,8 kW y la de la segunda categoría es de 5 kW.

El análisis demostró que los microinversores son más sensibles a los factores ambientales. Además, los científicos descubrieron que el tamaño de un sistema fotovoltaico no influye en el rendimiento de los microinversores ni de los inversores.

«Según los datos de producción, el coeficiente de rendimiento es finalmente casi idéntico para las instalaciones con inversores o microinversores», subrayó el grupo francés. «El PR se sitúa en torno al 79% tanto para la instalación media equipada con microinversores como para la media de las demás instalaciones». También informó de un ligero crecimiento del PR con una menor irradiancia tanto para los dispositivos con microinversores como para los centrales/cadenas, lo que podría depender de la inclinación y orientación de los paneles o de la zona geográfica.

«Finalmente, los resultados muestran una homogeneidad del ratio de rendimiento entre las dos tecnologías a pesar de las diferentes operaciones», concluyeron los académicos. «Sin embargo, aunque la relación de rendimiento sea idéntica entre los inversores y los microinversores, los microinversores siguen siendo preferibles por su vida útil y sus precios». Además, explican que los microinversores pueden no ser sustituidos durante toda la vida útil de los módulos de 25 años, y que permiten garantizar mejor la seguridad de la instalación incluso en caso de incendio.

Sus conclusiones se presentaron en el artículo «Performance ratio of photovoltaic installations in France Comparison between inverters and micro-inverters«, que se publicó recientemente en el Journal of King Saud University – Engineering Sciences.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.