ACOPE señala la exclusión de los generadores privados de la nueva Ley de Generación Distribuida

Share

 

Costa Rica ha celebrado recientemente la aprobación, en segundo debate la Ley de Generación Distribuida: tras la aprobación en primer debate de proyecto de ley 22.009 a mediados de octubre, los costarricenses podrán producir su propia electricidad renovable y vender sus excedentes de energía tras la aprobación definitiva de la norma.

Costa Rica ya tenía redactado, desde mediados de 2020, un  “Reglamento de generación distribuida con fuentes renovables bajo el modelo de contratación medición neta sencilla”, que incentiva a que un 5% de la demanda del Sistema Eléctrico Nacional se traslade a la generación distribuida. No obstante, la oposición del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) habría sido el principal obstáculo del proyecto. Desde febrero de este año, el ICE no renovó contratos para adquirir la producción de plantas hídricas y eólicas propiedad de generadores privados, lo que ha provocado el cierre de algunas plantas y otras están abocadas a seguir el mismo camino, pues las generadoras solo pueden suplir a ICE.

La Asociación Costarricense de Productores de Energía (ACOPE) siempre ha apoyado la generación eléctrica a partir de los recursos renovables, pero tiene importantes objeciones a la nueva ley. Comparte su visión con pv magazine:  [ACOPE] “recibe con beneplácito la aprobación, en segundo debate, de la Ley de Recursos Distribuidos, que permitirá a los usuarios mayores opciones para atender su demanda eléctrica, en busca de costos competitivos, tanto a nivel industrial, como residencial y comercial.

Esta aprobación es un paso en la dirección correcta. Sin embargo, ACOPE lamenta la exclusión de los generadores privados de esta norma recién promulgada. No existe ningún sentido técnico que justifique esta omisión, especialmente en estos momentos donde tenemos plantas desconectadas de la red que pueden producir electricidad limpia y barata, manteniendo empleo en zonas rurales, aportando impuestos y apoyando la reactivación económica.

El país no debe darse el lujo de tener otra planta renovable desconectada.  Por eso hacemos un llamado a los diputados para habilitar la exportación de electricidad a Centroamérica y la venta de energía a distribuidoras.  Es fundamental aprobar, a la brevedad posible, el expediente 22561, que permite la exportación de electricidad de los generadores privados al mercado centroamericano; y el expediente 22701, que brinda seguridad jurídica a la venta de energía por parte de las plantas privadas a las distribuidoras eléctricas.  Todo en beneficio del usuario final y del país.

Una vez más, ACOPE apela al sentido de responsabilidad de los Señores Diputados de las distintas fracciones legislativas, para que resuelvan cuanto antes estos proyectos que van a mejorar la competitividad del país, la reactivación económica y la generación de empleo”.

 

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.