La solar lidera los proyectos de la Nueva Subasta de Energía A-5 de Brasil

Share

Los proyectos de centrales fotovoltaicas inscritos en la Nueva Subasta de Energía (LEN) A-5 de 2021 de Brasil, prevista para el 30 de septiembre, lideran la oferta disponible para su contratación por parte de las distribuidoras de energía, suponiendo cerca del 35% de toda la potencia disponible en el concurso. La patronal solar del país, Absolar, espera que la energía solar tenga los precios medios más bajos de todas las fuentes.

En las últimas subastas en las que participaron, celebradas el 8 de julio, las plantas solares vendieron 21,4 MW medios de un total de 99 MW medios contratados en la A-3, y 16 MW medios de un total de 84 MW medios contratados, incluyendo otras fuentes, en la A-4. Se vendieron 169 MW de capacidad fotovoltaica y 47,2 MW de media (parte para el mercado libre) en la A-3 y 100 MW de capacidad y 29,8 MW de media de garantía física en la A-4. La fuente ofreció el precio más bajo en ambas licitaciones.

 

Capacidad solar registrada en la subasta A-5 de 2021, por estado. Fuente: Aneel

 

La subasta cuenta con la participación de energía solar fotovoltaica, eólica, hidroeléctrica y termoeléctrica de biomasa. En total, se registraron 1.694 proyectos, que suman 93,8 GW de potencia, lo que equivale a más de la mitad de la potencia actual de la matriz eléctrica brasileña. La fuente solar fotovoltaica fue la más destacada, con el registro de 835 proyectos, que suman 32,4 GW de potencia.

Con la alta oferta y la baja perspectiva de crecimiento económico en los próximos años, además de las incertidumbres de los distribuidores sobre el crecimiento de sus mercados cautivos, se espera una feroz competencia por los contratos, con vigencia de 15 años. El precio máximo es de 191 R$/MWh. Cabe recordar que este año ya se ha celebrado una subasta A-5 -que contrata energía para su entrega en cinco años, a partir de 2026-, en la que se han contratado sólo 64,2 MW de media de una planta de gas natural licuado.

La limitada capacidad de flujo del Sistema Nacional Interconectado complica aún más la disputa. Los datos de la nota técnica conjunta entre la EPE y el ONS sobre la capacidad de salida restante en el SIN para el horizonte contractual de la subasta A-5 muestran la disputa también por la conexión al sistema, sin la cual los proyectos no pueden vender energía en el concurso. Bahía, que tiene más de 8 GW de proyectos solares registrados, por ejemplo, la mayor parte de la oferta de la fuente, tiene la disponibilidad física para conectar hasta 2,2 GW:

Capacidad de salida restante en el SIN para la LEN A-5/2021 (MW)
imagen: pv magazine

 

Para el vicepresidente de Generación Centralizada de Absolar, Anderson Garofalo, la fuente solar es una de las mejores soluciones para la expansión de la capacidad de generación de electricidad renovable en Brasil, especialmente en este período crítico de crisis hídrica, con nuevas banderas tarifarias e importaciones de energía. «Con la versatilidad y agilidad de la tecnología solar, una gran planta fotovoltaica está operativa en menos de 18 meses, desde la subasta hasta el inicio de la generación de electricidad», comenta. «Por tanto, si las subastas anuladas en el pasado reciente hubieran contratado energía solar, el escenario actual sería menos crítico», valora.

La potencia instalada de las grandes plantas solares fotovoltaicas conectadas al Sistema Interconectado Nacional (SIN) acaba de superar la suma de las plantas termoeléctricas fósiles a carbón mineral. Según la cartografía, hay 3,8 GW de capacidad instalada de la fuente solar en grandes plantas, frente a un total de 3,6 GW de centrales termoeléctricas alimentadas por carbón. Desde 2012, las grandes plantas solares han aportado a Brasil más de 20.500 millones de reales en nuevas inversiones y han generado más de 114.000 empleos acumulados, además de aportar una recaudación de 6.300 millones de reales a las arcas públicas.

En 2019, la solar fue la fuente más competitiva entre las renovables en las dos LEN A-4 y A-6, con precios medios inferiores a 21,00 dólares/MWh. En julio de 2021, repitió la hazaña en la LE

N A-3 y A-4, con los precios medios más bajos de las dos subastas, por debajo de 26 US$/MWh. Con ello, la energía solar se consolidó como la fuente renovable más barata en Brasil.

Para el director general de Absolar, Rodrigo Sauaia, la crítica situación de escasez de agua, con los elevados ajustes tarifarios en la factura de la luz, refuerza el papel estratégico de la energía solar como parte de la solución para diversificar y reforzar el suministro de electricidad en el país, lo que es esencial para la reanudación del crecimiento económico nacional.

«Las grandes plantas solares generan electricidad a precios hasta diez veces inferiores a los de las centrales termoeléctricas fósiles de emergencia o a los de la electricidad importada de los países vecinos en la actualidad, dos de los principales responsables de las subidas de tarifas a los consumidores», explica. «Ante la crisis y la nueva bandera de la escasez de agua, es fundamental que el Gobierno Federal acelere la energía solar en Brasil, para diversificar la matriz eléctrica y abaratar la energía para la población y los sectores productivos», añade Sauaia.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.