Almacenamiento de energía con baterías recicladas de Brasil

Share

De pv magazine Brasil

 

La brasileña Energy Source apuesta por dos nuevos modelos de negocio para impulsar sus ingresos en 2021: los servicios de almacenamiento con baterías reutilizadas y el reciclaje de baterías que ya han cumplido su segundo ciclo de vida, incluyendo la recuperación de metales como el cobalto.

La empresa espera concluir en octubre una ronda de financiación que apoye su modelo de «baterías como servicio» (battery-as-a-service, BaaS). La expectativa es recaudar 12 millones de reales brasileños (2,3 millones de dólares) de los socios e inversores existentes.

«La fabricación de nuevas baterías a partir de baterías que ya han pasado por un primer ciclo de vida comenzó en 2017, y el reciclaje de las baterías al final del segundo ciclo comenzó en diciembre de 2020», dijo el CEO de Energy Source, David Noronha, a pv magazine.

Hasta este año, Energy Source había vendido sus productos principalmente a través de una asociación con el mayor distribuidor de productos fotovoltaicos de Brasil, Aldo Solar, que también vende y distribuye baterías reutilizadas. La idea ahora es ampliar la relación con los clientes finales, para vender las baterías, pero también vender servicios de almacenamiento, que podrían incluir la sustitución de baterías. Hasta ahora, la empresa ha comercializado 6,5 MWh de baterías de segunda vida y 1,4 MWh de baterías nuevas. La expectativa es alcanzar los 10 MWh al mes, de media, a partir de 2022.

La empresa pretende atender el mercado de respaldo de energía, los sistemas sin conexión a la red y los sistemas de energía híbridos.

«La ronda de inversión es también para hacer viable este nuevo modelo comercial de la empresa», dijo Noronha.

Para atender también al mercado de la gestión de la energía, la empresa ha desarrollado un sistema de monitorización de baterías que puede integrarse con otras tecnologías distintas del litio, incluidas las baterías de plomo.

El software forma parte del modelo BaaS y permite funciones de supervisión, mantenimiento, prevención de fallos y predicción del comportamiento de las baterías de principio a fin.

«Al final, lo que pretendemos es garantizar la entrega de la energía contratada, que esté disponible cuando se necesite», dijo Noronha.

Energy Source también está poniendo en marcha su línea de reciclaje de baterías que ya han pasado por su segundo ciclo de vida en su planta de São João da Boa Vista, en el estado de Sao Paulo. Una primera línea piloto comenzó a funcionar en diciembre de 2020.

En lo que va de año, la planta de reciclaje ya ha procesado 50 toneladas de baterías. A finales de año, habrá 300 toneladas.

«Ya no se descartan y vuelven al mercado como metales utilizados por la industria, como el cobalto y el níquel», dijo Noronha.

El proceso, que es neutro en cuanto a emisiones de carbono, está pensado para atraer a personas y empresas interesadas en la eliminación adecuada de las baterías. Los fabricantes de automóviles Renault y BMW ya son socios de Energy Source.

El reciclaje de las baterías y la recuperación de los metales se realiza en dos etapas, ambas sin emisiones asociadas, ya que no implican la quema de materiales. La primera etapa se lleva a cabo en la propia planta de Energy Source. Se trata de un proceso electroquímico-mecánico que produce la llamada «masa negra», formada por grandes cantidades de metales de litio, manganeso, cobalto y níquel. La masa negra se envía a InCasa, una empresa con sede en Joinville, que también se encuentra en Sao Paulo, para la segunda fase. Esta fase consiste en la separación y el refinamiento de los metales mediante un proceso hidrometalúrgico. Bajo este modelo de reciclaje, la empresa se convierte en elegible para emitir créditos de carbono.

Este año ha iniciado un proceso de certificación dirigido por ACV Brasil, cuya finalización está prevista para 2022. La estimación de los estudios preliminares es que cada tonelada reciclada equivale a 5 toneladas de créditos de carbono.

«Uno de nuestros principales objetivos en la actualidad ha sido capturar las baterías», dijo Noronha. Las baterías recogidas por Energy Source proceden principalmente de aparatos electrónicos, así como de productos como teléfonos, drones, vehículos eléctricos, bicicletas eléctricas y patinetes eléctricos.

Las baterías recicladas se comercializan principalmente con gestores de residuos, pero también con fabricantes de equipos. Noronha dijo que las asociaciones con las empresas de eliminación pueden diseñarse de diferentes maneras.

«Entre otras variables, depende de la composición de las baterías, la cantidad de litio, hierro, fosfato. Las baterías con mayor concentración de cobalto suelen valer más», añadió.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.