Análisis de las últimas subastas de energía en Brasil

Share

La Agencia Reguladora de la Electricidad de Brasil y la Cámara de Comercialización de Energía Eléctrica (CCEE) celebraron el 8 de julio las subastas A-3 y A-4, reanudando los contratos de energía solar a gran escala en el mercado regulado brasileño, después de que el año 2020 pasara sin nuevas subastas.

La cantidad de energía contratada -21,4 MW de media en la subasta A-3 y 17,6 MW de media en el ejercicio A-4- es relativamente menor que en años anteriores, con una demanda presionada por la desaceleración económica. El valor de la energía contratada se expresa en MW medios, lo que representa su límite de contratación.

Los precios finales fueron de 122 BRL (23,80 $)/MWh de media en la ronda A-3 y de 136,75 BRL /MWh de media en la A-4.

En 2019, el precio más bajo para la energía solar fue de 66,43 BRL /MWh, pero la proporción de energía reservada para el mercado libre fue más alta, aproximadamente el 66%. Esta energía se vendió a precios más altos en virtud de un acuerdo de compra de energía con un cliente privado.

Según el presidente de Absolar, Rodrigo Sauaia, se ha producido una «racionalización» de los precios en las últimas subastas.

«Vimos una base más sólida para la contratación en el mercado regulado, por un valor más racional», dijo. «Es una señal interesante, que demuestra que hay espacio para este tipo de proyectos para asignar más energía en el mercado regulado».

 

Ofertas ganadoras

Por ejemplo, uno de los proyectos seleccionados en la subasta A-5, el parque solar Santa Luzia VII, vendió un total del 93% de su capacidad en las dos subastas, con un 40% en la A-3 y un 53% en la A-4, a 137,40 BRL/MWh y 138,50 BRL/MWh, respectivamente. La planta será construida por el promotor brasileño Rio Alto Energia en Paraíba, junto con el parque Santa Luzia IX, que fue contratado en el ejercicio A-4, y otro que se está construyendo fuera del esquema de subastas y que se llama Santa Luzia V. Cada uno de los tres proyectos tiene una capacidad de 50 MW.

Otro proyecto seleccionado fue la central de Boa Hora, en el estado de Pernambuco. Está formado por los proyectos Boa Hora 4, 5 y 6, cada uno con 23 MW de capacidad y que venden 1,8 MW de capacidad media en la subasta A-3 por 120 R$/MWh. Esto significa que la mayor parte de su capacidad estará disponible para el mercado libre.

«Muchos actores están invirtiendo recursos y equipos para desarrollar proyectos en el mercado libre», dijo Sauaia. «Así que entran en la subasta y no están necesariamente ‘ofertando’, porque tienen la referencia del precio del contrato en el mercado libre».

En la A-3 pudieron participar 16,9 GW de 408 proyectos solares y en la A-4, 19,5 GW procedentes de 464 proyectos, y a menudo los mismos proyectos participaron en ambas subastas.

Los resultados de las últimas subastas también confirmaron la competitividad de la energía solar frente a otras fuentes.

«Las últimas subastas vuelven a demostrar que la energía fotovoltaica es la tecnología más competitiva en términos de precios asignados», declaró a pv magazine Josefin Berg, directora de investigación de tecnologías de energía limpia de IHS Markit. «Los precios son bajos, pero como los proyectos tardan de tres a cuatro años en completarse, los ganadores esperan que los costes disminuyan».

En la ronda A-3, los contratos solares se cerraron a una media de 122 BRL/MWh, por debajo de la biomasa, la eólica y la hidroeléctrica. En la ronda A-4, el precio medio de la energía solar fue de 136 BRL/MWh.

Hasta ahora, 835 proyectos solares, o 32,254 GW, se han inscrito para participar en la subasta A-5, orientada al suministro de energía a partir de 2026. La licitación se celebrará el 30 de septiembre de 2021.

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.