América liderará el mercado mundial de almacenamiento de energía en 2025

Share

 

Según un nuevo estudio de la consultora internacional Wood Mackenzie, la región de América superará a la de Asia-Pacífico en 2025 para liderar el mercado mundial de almacenamiento, con una capacidad total de 371 GWh en 2030. La mayor parte de este crecimiento procederá de Estados Unidos. China se situará en segundo lugar (150 GWh), mientras que Japón ocupará el tercer lugar (25 GWh) a finales de la década.

Aunque Asia-Pacífico lideró el mercado mundial de almacenamiento el año pasado, con un despliegue de 13 GWh, el crecimiento se ha basado principalmente en los proyectos piloto, las subvenciones gubernamentales y los requisitos de interconexión de la red durante la última década. Sin un fuerte apoyo político, será difícil ampliar el segmento de la instalación en front-of-the-meter (FTM) en toda la región.

Estados Unidos triplicó las instalaciones de almacenamiento en 2020, representando el 38% de la nueva capacidad. China, Alemania y el Reino Unido experimentaron un crecimiento de dos dígitos durante la pandemia, mientras que las instalaciones de Australia cayeron en cifras interanuales. Según Wood Mackenzie, el crecimiento constante en varios países clave durante la pandemia del coronavirus y la fuerte recuperación en 2021 acelerarán la adopción del almacenamiento de energía a nivel mundial a largo plazo.

«2020 fue un año récord para el almacenamiento de energía. El mercado superó los 15 GW/27 GWh en 2020, aumentando un 51% en términos de GWh, y se espera que crezca 27 veces para 2030 añadiendo 70 GWh de capacidad de almacenamiento al año para superar los 729 GWh en 2030”, según Dan Finn-Foley, jefe de almacenamiento de energía de Wood Mackenzie.

 

La Covid acelera la implantación del almacenamiento

«El año pasado se comprometieron aproximadamente 5.400 millones de dólares de nuevas inversiones en proyectos de almacenamiento en todo el mundo, aumentando la inversión total acumulada a unos 22.000 millones de dólares. Para 2025, el bote de inversión global alcanzará los 86.000 millones de dólares, con una tasa de crecimiento anual del 24%, a pesar de la desaceleración económica provocada por la Covid-19».

Como se señala en el informe de Wood Mackenzie, el mercado mundial comenzó a pasar de las baterías de corta duración a las de cuatro horas el año pasado debido a los efectos del coronavirus. La pandemia hizo que la demanda de energía cayera en 2020, presionando a la baja los precios de la energía al por mayor y reduciendo la necesidad de unidades de pico. Las baterías de larga duración ayudaron a reforzar la fiabilidad de la red y a reducir los riesgos de cortes de electricidad durante este periodo. Para 2030, el tamaño medio de los proyectos de iones de litio pasará de la escala de 100 MWh a la de 1 GWh, multiplicándose por siete.

Le Xu, analista principal de investigación de Wood Mackenzie, dijo: «China, Japón y Corea del Sur han establecido objetivos de neutralidad climática, subrayando su compromiso con la transición energética. Mientras que, en Australia, las energías renovables más la tecnología de almacenamiento están compitiendo con la energía de gas y ya están sustituyendo a las envejecidas unidades de carbón.

«Si los proyectos de baterías pueden resolver el problema de financiación al que se enfrentan actualmente, el almacenamiento de energía será un elemento clave de los planes de descarbonización en toda la región». Las ambiciones de transición energética de Asia-Pacífico podrían verse frustradas si no se resuelve esta cuestión, ya que el almacenamiento en baterías proporciona la flexibilidad que las centrales eléctricas y las redes necesitan para generar electricidad fiable las 24 horas del día.»

Europa: despacio, pero con buena letra

El informe de Wood Mackenzie también describe los cambios previstos en otro mercado clave del almacenamiento: Europa. Hasta ahora, el desarrollo del mercado europeo ha sido más lento que el de sus homólogos estadounidense y chino. Sin embargo, este desarrollo se acelerará en los próximos años a medida que los Estados miembros europeos deban cumplir la Directiva de Energías Renovables, se reduzcan las actuales sobrecapacidades de los mercados eléctricos con la energía nuclear y se produzca la salida del carbón.

Según Wood Mackenzie, Europa desplegará aproximadamente 3 GWh de capacidad de almacenamiento de energía en 2021, un aumento del 55% respecto a 2020, y verá cómo la capacidad acumulada alcanza los 9 GWh a finales de año.

Anna Darmani, analista principal de Wood Mackenzie, dijo: «Las cifras de almacenamiento de Europa parecen relativamente pequeñas a escala mundial. Sin embargo, son notables si tenemos en cuenta que Europa no tenía un mercado de baterías hasta hace unos cuatro años».

«En los últimos dos años, Europa ha invertido más en su cadena de valor de baterías que cualquier otra región del mundo y su segmento residencial está creciendo más rápido que cualquier otra región».

Wood Mackenzie anunció que esperaba 115 GW de energía solar en 2020, un 5% más que la instalada en 2019.  El analista de IHS Markit Mike Longson afirmó recientemente que las instalaciones anuales de almacenamiento en baterías superarán los 10 GW/28 GWh en 2021.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.