EDP: “La energía fotovoltaica será una de las principales fuentes de generación de energía”

Share

“Hasta hace cinco años, el sector estaba en negación. Ahora, la gente entiende que las energías renovables son esenciales. La electrificación es clave para salvar el planeta”, dijo António Mexia, director general de EDP, la empresa estatal de energía de Portugal.

El ejecutivo cree que estamos en medio de una revolución en el sector energético, que es crítica para mantener seguro al planeta.

En un futuro próximo, habrá un estrecho vínculo entre la regulación y la innovación, mientras que las energías renovables seguirán siendo la mejor opción para una factura energética más baja, con un coste marginal cercano a cero, dijo. “Debe haber un impulso a las energías renovables. Cambia tu comportamiento y empuja a la gente a cambiar el suyo”.

Añadió que para el año 2040, EDP podrá operar sistemas eléctricos basados en fuentes 100% renovables y sin ninguna contribución de combustibles fósiles.

“No tenemos alternativa. Si no hacemos de la agenda climática nuestra agenda, tendremos un planeta en proceso irrevocable de degradación”, dijo.

Mexia agregó que las renovables ya representan más del 75% de la producción. Sin embargo, no negó el papel del gas, ya que “las renovables no están disponibles las 24 horas del día” y es necesario combinar varias fuentes para asegurar la eficiencia energética. Sin embargo, reconoció que “las energías renovables son la tecnología más barata y eficiente para generar energía”, añadió.

Hablando sobre el futuro de los combustibles fósiles que todavía forman parte de los activos de la empresa, dijo que serán “clave durante la transición energética”, especialmente el gas. En una etapa más avanzada, dijo, considera una solución basada en gas e hidrógeno.

pv magazine habló con el responsable de EDP Innovation, Luís Manuel, sobre su presencia en el evento y sobre los principales proyectos de la compañía en el sector fotovoltaico.

“Vinimos aquí en busca de buenas ideas, buenas personas y buenas empresas que puedan aportar algo nuevo y diferente a lo que EDP ya hace. Por eso tenemos todo este programa en marcha”, dijo.

Manuel explicó que esta ha sido la mejor edición hasta la fecha, con más de 300 ideas presentadas en el stand de EDP a pocas horas del final del evento, frente a un total de 170 ideas del año anterior.

La empresa fue uno de los principales expositores, con una sesión de pitch out muy popular para cualquier start-up dispuesta a presentar sus productos a los inversores.

Según Manuel, el papel de la energía fotovoltaica es innegable cuando se habla del futuro del sector energético. “Las cifras ya nos muestran lo que es. (…) La energía fotovoltaica cuenta actualmente con poco menos de 600 GW en todo el mundo y muchos dicen que 2020 será el año de la energía fotovoltaica, cuando superará a la fuente renovable más extendida, la energía eólica”.

“Y mientras que la energía eólica tiende a ser predominantemente centralizada, a gran escala, la energía fotovoltaica no es exactamente lo mismo”, explica. “Hay un gran crecimiento en la distribución, BIPV, en las grandes y medianas empresas, a nivel residencial. Creemos que esta será una de las fuentes más dominantes de generación de energía”.

El pasado mes de marzo, EDP anunció en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que su actualización estratégica para el período 2019-2022 incluirá más inversiones en energías renovables y un plan de venta de activos de generación convencional.

La declaración fue hecha por la compañía después de que Reuters anunciara que EDP estaba preparando una venta de activos de generación y el sitio web de ECO afirmara que la compañía podría invertir hasta €7 mil millones en nuevos proyectos de energía renovable.

La filial especializada en las energías renovables de EDP, EDPR, anunció hace un año la construcción de una planta fotovoltaica de 5 MW en el estado brasileño de Minas Gerais, que venderá energía eléctrica a través de un PPA a 15 años a las 58 agencias del Banco do Brasil.

La empresa anunció su plan de invertir en dos nuevas centrales en Minas Gerais y expandir este modelo para los estados de Goiás, Distrito Federal, Pará, Maranhão y Bahía, sin proporcionar más detalles.

El grupo portugués había anunciado haberse asegurado otro PPA a 15 años para 199 MW de solar en Brasil en septiembre de 2018.

Recientemente, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) anunció haber prestado 150 millones de euros (unos 165,3 millones de dólares) a EDPR de Brasil para financiar centrales solares y eólicas en Brasil.

Por Nádia Morais