El BEI presta unos 165 millones de euros a EDPR para el desarrollo de las energías renovables en Brasil

Share

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) prestará 150 millones de euros (unos 165,3 millones de dólares) a EDPR Brasil, la filial local de la portuguesa EDP Renováveis para apoyar el desarrollo de plantas solares y eólicas en Brasil. Este crédito institucional contribuirá al plan de negocio de la compañía en Brasil, país en el que está presente desde la última década y en el que su proyecto en curso permitirá a EDPR producir alrededor de 1,8 TWh anuales de energía limpia hasta 2023.

Según informa la empresa en una nota de prensa, la construcción de las plantas contribuirán a la creación de 1900 puestos de trabajo durante la fase de ejecución. No obstante, no se han facilitado más datos acerca de las instalaciones ni de su ubicación dentro del país.

A través de este préstamo marco, el Banco concederá un préstamo de 150 millones de euros a EDPR Brasil, que a su vez distribuirá los fondos a una serie de centrales solares fotovoltaicas y eólicas en Brasil. EDPR también puede adquirir deuda senior a largo plazo de otras instituciones financieras para asegurar todos los recursos necesarios para el proyecto.

El BEI inició sus operaciones en América Latina en 1993. Desde entonces, el BEI ha apoyado casi 120 proyectos con una financiación total de unos 8.400 millones de euros (9.258 millones de dólares), repartidos en 14 países diferentes.

En 2018, el BEI intensificó su contribución al desarrollo sostenible y a la lucha contra el cambio climático en América Latina facilitando 640 millones de euros (705,3 millones de dólares) para financiar 15 operaciones: se trata del mayor número de operaciones del BEI estructuradas en un solo año en la región.

El BEI es la institución de financiación a largo plazo de la Unión Europea, propiedad de sus Estados miembros, que proporciona financiación a largo plazo para inversiones sólidas con el fin de contribuir a los objetivos de la política de la UE.

En su calidad de mayor proveedor multilateral de financiación para proyectos de lucha contra el cambio climático, el BEI se propone dedicar al menos el 25% de sus inversiones a la mitigación del cambio climático y la adaptación al mismo, y al menos el 35% fuera de la UE, a apoyar un crecimiento con bajas emisiones de carbono y resistente al clima.

En 2018, el Banco Europeo de Inversiones superó su objetivo de financiación de la lucha contra el cambio climático por noveno año consecutivo al aportar 16.200 millones de euros para promover la acción contra el cambio climático, lo que representa el 29% de su actividad total. Una de las prioridades del BEI es la movilización de recursos financieros para la lucha contra el cambio climático.

Además, el BEI es el mayor emisor de bonos verdes del mundo y fue el primero en emitir este tipo de bonos en este mercado.