Una empresa textil brasileña invertirá 26 millones de dólares en proyectos de sostenibilidad que incluyen instalaciones FV

Share

La necesidad de reducir costos y al mismo tiempo adoptar prácticas cada vez más sostenibles ha ganado fuerza en el sector industrial brasileño. Prueba de ello es que Malwee, una de las empresas textiles más tradicionales de Santa Catarina, en Brasil, acaba de anunciar una inversión de R$ 100 millones (unos 26 millones de dólares) en proyectos que incluyen la instalación de sistemas fotovoltaicos para abastecer parte de la operación de fabricación.

Los recursos, que se invertirán a lo largo de tres años, se dividen en tres frentes: R$ 10 millones en programas de sostenibilidad (como reutilización y reducción del consumo de agua e instalación de sistemas de energía solar en el parque industrial), R$ 25 millones se invertirán en maquinaria para modernizar la fabricación y aumentar la productividad; y los otros 65 millones se destinarán a I+D+ i así como al desarrollo empresarial a través del comercio electrónico.

Malwee ya recibió el año pasado el trofeo Green Wave, concedido a los ganadores de la 25ª edición del Premio Expresión Ecológica, cuyo galardón es reconocido por el Ministerio de Medio Ambiente.

Malwee factura más de R$ 1.000 millones por año y actualmente cuenta con cerca de seis mil empleados. La producción es de 35 millones de piezas por año, en cuatro fábricas, que abastecen a 24 mil puntos de venta en Brasil.