Polémica por la licitación de 110 MW fotovoltaicos en Guatemala

Share

El pasado el 1 de mayo, la eléctrica estatal de Guatemala, el Instituto Nacional de Electrificación (INDE), aprobó los términos de oferta de una licitación para un proyecto de energía solar de 110 MW a pesar de las críticas del Comité local de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif), que se opone al proyecto.

El 3 de mayo, la licitación fue publicada en Guatecompras, y podrán recibirse ofertas hasta el 27 de junio, la misma fecha para la apertura de las ofertas técnicas.

El derecho de participación asciende a 25.000 Quetzales (unos 3.190 dólares), no reembolsables.

La modalidad de contrato es BOT (Build, Operate and Transfer), es decir, construir, financiar, operar y transferir al Inde al finalizar el plazo.

El plazo de construcción deberá comenzar en 10 meses a partir de la firma del contrato.

Las instalaciones se comprometerán a suministrar energía por 10 años.

Los lugres previstos de entrega de energía son:

  • Subestación El Progreso o en la cerca de la línea que la alimenta, por 30 MW.
  • Subestación Chiquimulilla, 20 MW, o en la línea que la alimenta km 118, aldea El Astillero.
  • Subestación Pasaco, Jutiapa, o línea que lo alimenta en carretera CA 2 kilómetro 140, por 30 MW.
  • Subestación Zacapa, o línea que lo alimenta en aldea La Fragua, km 145, 20 MW.
  • Departamento de El Progreso o línea que alimenta la subestación, 10 MW, punto de entrega en subestación El Rancho, km 75.9.

 

El Consejo Directivo del INDE defiende la licitación del “suministro, construcción, instalación y puesta en operación de sistemas solares fotovoltaicos hasta un máximo de 110 MW”, que busca concretar un proyecto de entre 100 y 120 millones de dólares.

El ministro de Energía y Minas del país, Luis Chang, preside también el Consejo Directivo del INDE, que sostiene que el proyecto es necesario para garantizar el suministro de energía a largo plazo y asegura que es un “evento abierto y competitivo”. En cambio, los representantes del sector privado del mismo Consejo Directivo, Sergio Sosa y Rodolfo Alegría, así como el vicepresidente de la entidad y presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), Edwin Escobar señalan:

  1. No se presentó análisis que respalde la supuesta necesidad de comprar energía y específicamente fotovoltaica.
  2. No se hizo estudio de factibilidad del proyecto de compra de energía.
  3. No hay estudios técnicos que demuestren que las siete ubicaciones escogidas son las óptimas para generación fotovoltaica.
  4. Se desconoce la propiedad de los terrenos disponibles para el proyecto.