La energía solar mundial podría alcanzar los 8.500 GW en 2050, según IRENA

Share

La electricidad podría abastecer alrededor de la mitad de la demanda mundial de energía en 2050, frente al 20% actual, según la edición de 2019 de la revista Global energy transformation: A Roadmap to 2050 publicado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA).

El escenario esbozado por los expertos de la agencia en el informe -que se basa en las políticas energéticas actuales y planificadas- traza una ruta agresiva pero técnica y económicamente viable para la adopción acelerada de la energía renovable. Se prevé que el aumento de la electricidad se atribuya principalmente a más de 1.000 millones de vehículos eléctricos y al uso de electricidad para calefacción y refrigeración, así como a la aparición del hidrógeno verde, alimentado por electricidad renovable.

Se espera que las energías renovables sean un impulsor clave de la electrificación, con un suministro de energía limpia de dos tercios de la energía mundial para el año 2050. En el escenario de la IRENA, que prevé que la energía limpia alcance una capacidad instalada global de 20 TW en 2050, se prevé que la solar y la eólica representen la mayor parte, con un acumulado de 8,5 y 6 TW, respectivamente. Esa capacidad de energía renovable sería responsable de alrededor del 86% de la demanda eléctrica, con un 60% cubierto por energía solar y eólica, y con un consumo bruto de electricidad que se espera que se duplique en más de tres décadas. Se espera que la generación total anual de energía a partir de fuentes renovables aumente de 7.000 TWh en la actualidad a 47.056 TWh en 2050, según el informe.

“La transición a formas de transporte y calor cada vez más electrificadas, cuando se combinan con el aumento de la generación de energía renovable, puede generar alrededor del 60% de las reducciones de emisiones de CO2 relacionadas con la energía necesarias para encaminar al mundo hacia el cumplimiento del Acuerdo de París”, escribieron los expertos de la IRENA. “Cuando estas medidas se combinan con el uso directo de energía renovable, la parte de la reducción de emisiones de estas fuentes combinadas alcanza el 75% del total requerido”.

Los autores del informe dijeron que las emisiones de carbono relacionadas con la energía alcanzarán su punto máximo el próximo año, y agregaron: “Para 2050, las emisiones relacionadas con la energía tendrán que disminuir en un 70% comparado con los niveles actuales.”

La inversión en energía mundial debería alcanzar los 110 billones de dólares en el período hasta 2050, lo que representa alrededor del 2% del PIB mundial.