Chile prepara nuevas medidas para fomentar las renovables

Share

La ministra de Energía de Chile, Susana Jiménez, fue la oradora principal en la Cena Anual de la Asociación de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera), que congregó también al Consejo Geotérmico y Anesco, evento en que destacó el liderazgo mundial de Chile en energías renovables y la necesidad de impulsar su desarrollo.

“Si bien hemos visto un sostenido ingreso de proyectos de energía limpia, debemos generar las condiciones necesarias para que la generación renovable sea parte estructural de nuestros sistemas energéticos en el largo plazo. ¿Cómo lo estamos abordando? Se hace necesario un correcto desarrollo de proyectos, velar por una adecuada infraestructura de transmisión, así como también entregar señales que fortalezcan la flexibilidad de nuestros sistemas, que aseguren una integración masiva y armónica de las energías renovables en el largo plazo”, dijo la ministra Susana Jiménez en su alocución.

Jiménez anunció la presentación al Congreso de proyectos de ley tendientes a promover la eficiencia del sistema: “Para velar por un correcto desarrollo de redes, hemos comprometido un proyecto de modificación legal de perfeccionamiento de la transmisión, el cual será presentado al sector este jueves 28 de marzo. Hoy puedo adelantar que en este proyecto abordaremos inquietudes de distintos actores que, a un par de años de implementación de la ley de transmisión, han quedado de manifiesto deben ser revisadas. Creemos que se deben flexibilizar las nuevas conexiones a la red de transmisión, considerando que los plazos para el desarrollo de los proyectos, como los renovables, son mucho más cortos que un proceso de expansión de la transmisión”.

Susana Jiménez se refirió a la agenda de acciones de mitigación de emisiones en el sector energía, donde dio especial relevancia a la constitución de la “Mesa de Retiro o Reconversión de Centrales a Carbón.

“Este inédito proceso -iniciado en junio de 2018- permitió reunir a los diferentes actores y analizar las múltiples aristas del desafío de la descarbonización eléctrica”, explicó la ministra junto con anunciar que “nos encontramos en la etapa final del proceso, y esperamos prontamente anunciar un cronograma voluntario de retiro o reconversión de las centrales”.

Para finalizar, Susana Jiménez hizo hincapié en “recuperar la integridad ambiental del impuesto verde”, migrando desde un instrumento recaudatorio a uno “costo-efectivo mediante la compensación de emisiones”.

El cambio climático también fue uno de los conceptos centrales de la noche. Con Chile como sede para la COP25 no podía ser de otra forma, y así también lo destacó el Presidente de la Asociación de Energías Renovables y Almacenamiento, José Ignacio Escobar, quien, además, destacó lo rápido que ha avanzado la tecnología en los últimos años y cómo las energías renovables lograron objetivos impensados en menos de 10 años. Asimismo, comentó a los presentes los lineamientos estratégicos que definió ACERA como base de trabajo para los próximos años, siendo dos de ellos la baja de emisiones y la energía para el cambio climático.

“Estamos convencidos que la masificación de las energías renovables y su despliegue en todo Chile y hacia todas las industrias, es la mejor y más efectiva herramienta para combatir el cambio climático, disminuyendo las emisiones de gases de efecto invernadero, eliminando la contaminación local de las termoeléctricas, para que así las generaciones futuras puedan vivir en condiciones ambientales mejores que las nuestras. Ésta es nuestra declaración de principios, el eje de todo nuestro quehacer”, señaló Escobar.

Por su parte, el Director Ejecutivo de la Asociación, Carlos Finat, destacó el acuerdo entre las generadoras propietarias de centrales a carbón y el Ministerio de Energía para no construir más centrales de ese tipo y aludió al plan de retiro o reconversión a tecnologías de bajas emisiones ya anunciado por la ministra, sentando las bases para lo que será el camino de la descarbonización de la matriz energética chilena. También enfatizó en que es necesaria una reformulación de los impuestos verdes.

“Se vuelve necesaria esta reformulación para que así tengan efectos reales en el despacho y también para eliminar el injustificado aporte que se les exige a las centrales renovables para compensar una parte de los impuestos verdes. De igual forma, el monto de éste debe ir en aumento. Con lo que tenemos actualmente la reducción de emisiones es muy baja, es por esto que debemos atender a la recomendación de la OCDE y establecer una trayectoria creciente del impuesto que alcance un monto que realmente sea un instrumento de reducción de emisiones”, demandó Finat.